Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

21 de enero de 2016

Sucedió... bailando bajo la lluvia...

Empezó a llover. Me encanta la lluvia. Es como una parte de mí. Agua de lluvia soy y agua busco que empape mis arenas. Saqué mis manos y dejé que golpeara mi piel, que me salpicara, que me llenara de ella. Limpia, desgrana las malas vibraciones... Y me habla de él. Solo de él porque él siempre está cuando llueve.

En el piso superior del bus turístico, me olvidé de Londres para danzar con la lluvia. No me importaba. La sentía. Le sentía. Como en la embarcación aquella noche de tormenta en medio del mar, cuando me dijo que me amaba, cuando bailamos en ella, disfrutando de nuestros cuerpos, de nuestro amor... bajo la lluvia que nos golpeaba, como él me golpeaba y entraba en mí sin darnos cuenta de lo que nos estábamos dando... Aquella noche...

Y me calaba la ropa... Me calaba el cuerpo... hasta el alma, porque él es lluvia... Lluvia que me bendice, que me es y me hace... Y ha pasado tanto tiempo... 
Aquí nos conocimos... Un día de lluvia... Perdidos en la ciudad como dos mendigos en la calle... Uno a cada lado de la calle, esperando cruzar... a la carrera... y en aquel encuentro, en aquel choque de cuerpos (como de trenes), nuestros ojos se estrellaron...

Miré por inercia al cielo... Me regó toda la cara. Cerré los ojos... Me dejé ir. Diría, seguro, quien me mirara que era una loca... Una loca bajo la lluvia... Sin saber que me estaba llenado de paz, de vida..., de su recuerdo y de sus ganas. Y de las mías.

Creí escuchar mi nombre. Reaccioné. Miré a un lado y a otro. Aparté la lluvia de mis ojos… ¡Dios! Me pareció verlo… Sí, entre la gente, esperándome. Bajé del bus como alma que corría del diablo. Llegaba tarde ¡Maldito tráfico! ¡Maldito reloj! 

¿Dónde estaba? Juraría que lo había visto. Me había citado a dos pasos de ahí… donde nos cruzó el destino. Corrí como una loca hasta la estatua del León…

¡Maldije a los mil demonios! Miré al cielo. Bajé la cabeza a continuación y suspiré con resignación, dejando que el aire saliera lentamente.
Unos dedos en mi hombro…


- Llegas tarde, "leona"… ¿Bailamos? 

Y él fue canturreando nuestra canción...




Este jueves de relatos, Pepe, desde su blog “Desgranando Momentos" nos invita a participar de una aventura que sucedió en…

53 comentarios:

  1. Acabo de llegar de Australia, muchachita...Me vuelves a emocionar con esa pasión que envuelve tus letras y las va calando de vida y eternidad como la lluvia...
    Te dejo mi abrazo y mi cariño Mag.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maje, guapa. Me alegra mucho saber de ti. ¿Australia? ¡Qué cerquita! Espero que haya ido todo genial ahí.

      Mil gracias siempre por tus palabras y por ese cariño que desprendes a través de ellas.
      Un besazo enorme y un gran abrazo.

      Eliminar
  2. Coincido contigo en el amor que siento por la lluvia. Muchas veces he camino bajo una lluvia intensa y jamás me he sentido especialmente incómodo por ello. Si además estableces un paralelismo entre la lluvia que empapa y el amor de la persona amada que también nos llena y nos empapa, la lluvia pasa a ser un elemento fundamental.
    Gracias por sumarte a mi convocatoria.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa lluvia fina o esa otra que a veces parece azotar... Es hallar algo hermoso en cada una de esas gotas...
      A mí la lluvia me habla de sentimientos, de alguien, de amor, de pasión... porque ese alguien siempre está en la lluvia.

      Un beso enorme. No sé si me he adaptado mucho pero es lo que sentía, siento.

      Eliminar
  3. Y seguro el observaba desde el otro lado viendo como cae la lluvia
    en tu rostro
    el agua como la luna , como el mar complice del amor tambien,
    que llueva de todas las maneras posibles menos de tristeza

    Besos muy dulces y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida, Slave. Sé que me observa hasta cuando no lo creo, que está pendiente de mi como si fuera mi sombra... a veces en silencio, otras gritando a los cuatro vientos pero siempre, siempre está.

      Un beso muy grande. Feliz finde para ti también :-)

      Eliminar
  4. La lluvia, a mí me fascina....
    Camino bajo ella, bailo, la disfruto, la siento...
    Hermosa entrada nos has regalado, mi Azul, viví el encuentro y todo lo que transmitiste en tus letras... :)

    ¡Oh mírame! ¡Ahí estoy, en la imagen! jajajaja Lo cierto es que me parezco un poco a la chica de la imagen.. ;)
    Me voy suspirando, y sonriendo...

    Besos, Mag...
    Cariños, cariños, cariños...!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy guapa, entonces.
      A mi la lluvia, ya lo sabes, es parte esencial de mí ser, como las arenas del desierto...

      Me agrada que sientas mis palabras, a fin de cuentas, son sentimientos.

      Un besazo enorme, guapa.

      Eliminar
  5. I'm afraid all our rain is falling ice and snow.
    Oh well . . .
    stay warm. And always
    comparte la pasión.
    xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre la comparto, Rick.
      Un beso enorme.
      Gracias por venir.

      Eliminar
  6. ¡Que inspiradora es la lluvia! A mi también me gusta bastante, sobre todo el olor a tierra mojada. Me ha gustado leerte. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preticor se llama el olor a lluvia... :-)
      No es una palabra muy bonita, la verdad.
      Es más bonito decir: Hueles a tierra mojada...

      Un beso muy grande. Un placer tenerte aquí.

      Eliminar
  7. Que historia mas dulce, la lluvia tiene un encanto especial, y tu le hasañadido emoción. Me ha encantado. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ester. Esa sensación de bailar bajo la lluvia con quien amas, es única.

      Un besazo.

      Eliminar
  8. Reconozco que la lluvia, aunque no me gusta ,lo vuelve todo más romántico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo podría pasarme horas viendo cómo llueve. Me da igual que sea chirimiri o a cántaros... A veces, asusta pero siempre es bella...

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  9. Un encuentro marcado por la lluvia es difícil de olvidar... momento que cala en la piel, penetrando por los poros para quedarse a vivir en nosotros de por vida.
    Fascinante, Mag.
    Siempre un placer leerte, siempre.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío tener aquí y tan cerca.
      Sí, aunque en realidad, no es la lluvia en sí... es lo que le ponemos. Y yo le pongo Pasión.

      Un beso muy,muy grande. Feliz viernes y finde si no coincidimos.

      Eliminar
  10. La lluvia tiene ese toque nostálgico y romántico, aunque al menos a los gatos no les agrada el agua, a los leones no sé, a mí no mucho la verdad.

    Besos dulces y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende del gato y del león. Los leones es que la han de soportar sí o sí. Son salvajes, son duros... aunque tú eres un león muy dulce :-)

      Un beso enorme y disfruta de tu fin de semana.

      Eliminar
  11. Tengo algo de opinión, emoción, contra la lluvia, a veces me parece tan molesta, pone obstaculos.
    Pero casi llegaste a convencerme. ¿Hubo no no reencuentro?
    Lo que sí que emoción hubo. Me gustó.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo reenceuntro, Demi. Un bonito encuentro. Calados hasta los huesos pero felices y con mucho amor :-)
      A la siguiente, te convenzo, seguro.

      Un beso muy grande y mil gracias por venir y estar.

      Eliminar
  12. Donde se ponga una tarde con lluvia...el olor a tierra mojada y la imagen de gotas desvariando sobre un cristal..ahí hay amor flotando en el aire...y tú llenaste de amor esta noche de jueves...besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Diva. Muchas gracias por venir, lo primero.
      Y sí, hay cosas que tienen un encanto especial. Supongo que la lluvia se remarca cuando hay amor de por medio, marca la ausencia en un momento dado y eleva los sentidos y los sentimientos.

      Gracias de nuevo, Diva. Y un inmenso placer tenerte en esta Casa.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  13. Precioso escrito repleto de sensibilidad con el hilo conductor de la lluvia.
    Abrazos inmensos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Rosa... Todo es agua: La lluvia de tormenta en el barco, las gotas de lluvia en Londres... el baile bajo la lluvia... Lluvia de sentimientos y amor.


      Un beso muy grande.

      Eliminar
  14. Dios mío! pero que elegancia, que elocuencia y que romanticismo hay en tu relato. Me ha encantado de la A hasta la Z porque me encantan los días de lluvia, los amo tanto como a mi vida. Y que no más bello un reencuentro bajo las húmedas y frías gotas de lluvia.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yessy, bonita. No sé si leerás esto pero no puedo comentar en tu blog. Ya sabes, eso de las cuentas y, además, no tengo activo el perfil de G para comentarte ahí. Espero que al recuperarlo pueda. Si no, buscaré el modo de hacértelo saber.

      Estoy completamente de acuerdo con lo que dices. ¿Hay algo mejor que amarse bajo la lluvia? Tal vez sí, pero es genial.

      Un besazo.

      Eliminar
  15. Precioso tu texto, Mag, pero ¿sabes? debo ser un caso aislado porque a mí no me gusta nada pero nada de nada la lluvia, me parece molesta, no me gusta llevar paraguas, y eso de ver el día tan oscuro me nubla la vista y me entra morriña, prefiero el sol, los días lucidos, los días despejados, sin nubes, los que iluminan las pupilas, y calientan los cuerpos, y el sudor resbalando por entre las pieles encontradas. Será porque nací en pleno verano por eso me gusta tanto el sol, el fuego y el calor, y la lluvia se lo dejo para los nostálgicos.

    Un beso pecaminoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pienso bastante parecido que María Perlada.
      No te va ser fácil convencerme ahora, *.

      Eliminar
    2. ¡¡¡BUf!!!! menos mal que no soy un caso aislado, que alguien más opina como yo sobre la lluvia, ya me estaba acomplejando, gracias Demiurgo. Creo que nos va a tener que convencer Mag a los dos jajajaja.

      Y además vendo de leer otro relato sobre la lluvia en otro blog, parece que hoy me encuentro lluvia por donde piso jajaaj.

      Besos enormes Demiurgo y también para Mag.

      Eliminar
    3. Cada uno tiene sus gustos y preferencias. Hay que buscar el lado bueno de las cosas. Y es lo que yo hago...
      hay a quien le gusta la montaña, a otros el mar... A mí me gusta el frío, la lluvia...
      Así que cada cual disfrute de lo que le gusta... :-) :-)
      Besis, pareja.

      Eliminar
    4. Pues me has convencido Mag jajaja, tienes razón, hay que intentar ver el lado positivo de las cosas, eso haré cuando llueva... Pensaré en ti y en tus palabras.

      Un besazo enorme!!!

      Eliminar
  16. Un viaje este muy romántico. Como buena piscis me encanta el agua en todas sus manifestaciones, así que disfruté de esta lluvia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo, San. Es lo que hay que hacer. Disfrutar bien y mucho.
      Un beso enorme, piscis :-)

      Eliminar
  17. y sentir es crear y crear es vivir

    ResponderEliminar
  18. :-) Y se crea de cualquier forma, con cualquier cosa: Un sentimiento, una mirada, una sonrisa... una lágrima... gotas de agua.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. La lluvia y el amor, que mezcla más preciosa! Y es que esa sensación del agua recorriendo la piel es unica. Un bello relato empapado de romanticismo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso la lluvia era el sentimiento y la sensación de él.

      Un beso muy grande. Buen finde.

      Eliminar
  20. Ainsssssssssss... tú sabes cuánto me guste a mí es sol y el calor... pero la lluvia, ufffffff... adoro caminar bajo la lluvia, ya sea cuando estoy bien y feliz, sonreír mientras el agua me moja el rostro... que cuando pienso y pienso, y entonces el agua, la lluvia, siempre aclara... y Él... Él es agua... para tus arenas... para tu alma...

    Besotes hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la combinación perfecta... Ambos se escapan entre las manos... Ambos elementos son libres y se pueden mecer en el son del viento.
      Yo pasaría horas observándola y escucharla al otro lado del cristal, en la mejor de las compañías, con un buen vino y mucho sentimiento... No tiene precio.
      Creo que me he puesto algo moñas :-)

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  21. Buenos dias Tu preciosa historia me ha recorodado una vieja película, que protagonizaba Gary Grant, muy romántica que se llamaba "Tu y yo". si tienes ocasión pidela al Video Club. Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, guapa. No sé si la he visto pero la miro ahora en internet. Está todo inventado :-)
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  22. Un momento mágico bajo esa lluvia que provoca un cambio de ambiente, convertir un recorrido turístico en un encuentro romántico.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Juan Carlos... Revivir, al son de la lluvia que todo lo inunda y ayuda a crecer también, los sentimientos que un día se plantaron.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  23. Hasta en esos días lluviosos pueden suceder los grandes acontecimientos, y como no, el amor, sintiendose tan cerca los dos con el agua como gran satisfacción.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sucede al igual que las noches de luna llena... No parecen nada especial y, sin embargo, tienen magia.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  24. Apasionada historia que has sabido ambientar bajo esa lluvia que tanto te transmite.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Neo.
      La lluvia, lo esencial, no más sencillo de la vida... es lo que puede hacer grande no solo a las personas sino, también, cualquier detalle.

      Un besazo.

      Eliminar
  25. Pues mira, a mí no me gusta la lluvia pero tu relato es tan bonito que dan ganas de mojarse así...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es un incordio pero si te mojas así... qué mas da calados una vez mojados?

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  26. La lluvia y tú, envueltos en un texto de deseos naturales y pasiones dibujadas. Buen relato y "Dulce" compañía.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay una "Dulce" compañía por ahí, sí.

      Ya sabes que la lluvia tiene algo especial.
      Un beso muy grande.

      Eliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...