Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

10 de febrero de 2016

¿Eres tú...?

Era un día raro, la verdad. No es que sucediera algo especial pero me sentí extraña durante todo él, un poco más que los días anteriores.
Notaba correr la sangre por mis venas y eso es signo inequívoco de que algo está por suceder. No intuí nada insólito, además, fue una jornada algo complicada, de esas que no tienes tiempo ni de respirar.

Así que cuando llegué a casa decidí olvidarme de todo, darme un baño relajante y cenar después. Pero durante el baño sentí algo extraño, como si no estuviera sola, hasta creí oír el rumor de una voz tarareando “nuestra” canción. Su voz. Su canción. Compuesta por él para mí.
Y tuve la sensación de ver una sombra al otro lado de la mampara a medio cerrar, pero fue tan fugaz el instante que creo fue un efecto óptico.

Sí, le echo muchísimo de menos pero la vida ha de continuar. Nunca olvidaré lo que sentí cuando, tres días después de enterrado, recibí una carta suya. Me recordó aquella película de Posdata: te quiero. Casi me muero de la impresión pero fue la carta de amor más bella que se haya podido escribir. Sus palabras repicaban sobre el papel  con la misma emoción que él las había escrito y con la misma que yo sentía y me provocaban un temblor entero.

Era como si supiera que iba a morir y que tenía que despedirse de nuevo, o dejarme un recuerdo de lo que fue…, de unos planes que nunca se cumplieron...

No recuerdo haber dejado la luz del dormitorio encendida y menos haber dejado la cama abierta. Yo no la abro hasta que me meto en ella. Él sí tenía esa manía. Pero ese día podría hasta haberme dejado la cabeza en cualquier parte. Me vestí y volví a intuir la canción. Cené. Me fui al ordenador un rato. La verdad es que sentía frío a cada rato. Y todo parecía hablarme de él. Hasta al comprobar el correo me saltó un viejo mensaje suyo. Me sobrecogí.
El corazón me latía tan fuerte que hasta me daba cosa irme a la cama. Así que decidí tomarme media pastilla para dormir. Escuché un ratito la radio mientras leía. No sé cuándo me quedé dormida. Ni sé si me desperté.
La luz estaba apagada y se iluminaba la habitación por la que llegaba desde la calle a través de los resquicios de la persiana.
El corazón no me cabía en el pecho, pero esa mezcla entre el miedo y la paz palpitaba en mí.

- ¿Eres tú?

Y ahí estaba Fran, sentado a mi lado, con esa expresión de eterna sorpresa, extendiendo la mano para decirme que no me asustara.  Difícil. Me sonrió y su rostro parecía iluminado.

Fueron mil segundos pero estoy completamente convencida de que era él y no mi obsesión.
Sentí su mano tomar la mía. Sentí su cuerpo pegado al mío y escuché en mi oído, de su voz, nuestra canción...


En esta ocasión nos damos un paseo por lo oculto, por lo inicialmente increíble, por eso que nos causa miedo, eso que existe pero queremos ignorar… A ello nos invita Charo desde su blog “¿Quieres que te cuente?"  donde podéis seguir más historias.

48 comentarios:

  1. Cuando echamos de menos a alguien, queremos encontrarlo en nuestro vacío para revivir caricias, susurros... presencia sólo en la piel de los sentimientos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se olvida a quien has amado con el alma... Y, a veces, ese alguien que se ha ido, tampoco se olvida de ti.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  2. El estaba ahí, contigo, en tu mente y en tu cuerpo, rozando el sentimiento, besando tu piel, susurrando palabras al viento, abrazando la canción de vuestro amor.

    Un beso pecaminoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí y en todas partes porque se leva muy adentro.

      Un beso muy grande

      Eliminar
  3. Es bonito y posible, cuando la añoranza es tanta se puede percibir hasta el aliento. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cosas que se escapan a nuestro lógico entender pero que solo cabe sentirlas. Y la mayoría de las veces, mejor sin hacerse preguntas.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Sabes aun siendo cierto o no yo si creo en estas cosas
    en el almas que están con nosotros,

    yo he vivido muy cerca un momento asi y no creo fuera mi imaginacion
    fue su despedida antes de marcharse al cielo

    emocionan tus letras, me adentre como mias en ellas

    Besos dulces Mag y que tengas un feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he vivido muchas. Sé qué se siente y sé lo que impacta. Pero eso ya es otro tema.
      Lo maravilloso de esto es no tener miedo y abrir la mente y el alma... sobre todo a seres estupendos. De los otros, hay que protegerse.

      Un beso muy grande y me alegra que te hayan dado sensación mis palabras.
      Feliz día.

      Eliminar
  5. Las ausencias conllevan, a veces, miles de historias, miles de reencuentros, miles de pensamientos.
    Te sentiste bien, y eso, es lo más importante.
    Besos, cielete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las impresión es fuerte y no te imaginas la cantidad de sensaciones y preguntas que llegan en un instante. Una vez que puedes controlar esa sensación de vértigo, todo fluye.

      Besos muy grandes, Amow, cielete :-)

      Eliminar
  6. Somos algo más que simples cuerpos... Nuestro interior se escapa, se cuela, está viajando constantemente... Creo en ese contacto póstumo, esa presencia... Sólo las almas conectadas pueden sentir tal intuición.

    Mil besitos, Mag.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo. Y si no son almas conectadas per se, sí que es cierto que en ese mundo espiritual, las almas se buscas. Unas para hallar el camino, para seguir guiadas, otras para escuchar, otras para ayudar...
      Solo hay que estar abierto, como he dicho.

      Un beso enorme, enorme.

      Eliminar
  7. Que historia más preciosa ! Pues si seguro que estaba a tu lado confortandote y cuidandote y susurrandote su cancion. Un relato bellisimo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Molí.
      Te aseguro que una vez superado el susto, reaccionando con alma, todo puede ser bello.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  8. Eso sin ser fantasmas, son las cosas que dan miedo y son cosas que pueden pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. En reino espiritual o en reino corporal, hay sensaciones que asustan.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  9. Esos lazos emocionales tan fuertes son dignos de atravesar ciertos límites. De que alguien vuelva, aunque sea por un momento, para un merecido reencuentro.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es... Nuestra alma es única y libre aunque, a veces, nos olvidamos de dejarla respirar atrapados en nuestros egoísmos humanos.
      Cuando alguien vuelve desde el otro lado así, es que sintió mucho, mucho amor. Y lo sigue sintiendo.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  10. Mag, me hiciste pensar en esa sincronía que existe entre cielo y tierra...El sentimiento vuela y cruza tiempo y espacio...Llega donde tiene que llegar...No sé si la historia que cuentas es real o no...Pero te has dejado el alma en ella.
    Mi abrazo y mi cariño, muchachita.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, niña... Tú eres muy espiritual, así que todo esto no te es ajeno.
      ¿Real? Similar. No puede ser de otra forma que dejando el alma a su destino para sentir y vivir cosas como esta.

      Un beso muy grande y un abrazo.

      Eliminar
  11. Bellísima esa película que mencionas...al igual que triste..Los amores que han partido antes jamás se olvidan...aunque como seres humanos debamos seguir....besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando te das cuenta de que esa alma que viaja pareja a ti se va, es verdad, no queda otra que seguir como cuerpo pero es intenso tener la posibilidad de volver a encontrarte, de darte cuenta que tu amor, a pesar de todo, es correspondido y ese alma sigue viva... en tu pensamiento, en tu realidad... y eres capaz de verla, de sentirla...

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  12. OOOHHH !!!
    que hermoso relato, me encanto, el amor puro es simplemente eterno...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María.
      Primero de todo, darte la bienvenida a esta Casa, tuya desde este momento. No te había visto antes pero sí te tengo vista de otros lares. Un placer que me visites y en breve, paso por tu casa.

      Y, segundo, darte las gracias por dedicarme un ratito de tu tiempo

      Un beso muy grande y seguimos en contacto, encontrándonos en estos mundos.

      Eliminar
  13. Somos energía y como tal también el ser se expresa y se presenta. Yo creo en todo eso, porque sé que es así como pasamos a otra vida. Buen relato Magda.

    Beso dulce y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Energía pura, Dulce.
      Yo también creo en las almas y no por pensamiento, por hechos... Y es lo más maravilloso del mundo si se sabe vivir, si se sabe aceptar...

      Muchas gracias, Dulce.
      Un besi.

      Eliminar
  14. A veces algo nos reconforta y no sabemos el porqué. Y de los que se van siempre quedan los recuerdos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre y es la forma de que permanezcan vivos.

      Besos.

      Eliminar
  15. Lo amado que ha perseverado a lo largo de nuestras vidas no hay manera de olvidarlo. Cuanta nostalgia envuelve tu relato, y seguramente fue el, no tu obsesión. Que lindo lo creaste. =)
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yessy. Mil gracias.
      Cuando brilla el amor, el sentimiento y la esperanza... todo fluye y se crea un ambiente único.
      Eso es lo que he intentado.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  16. Es un relato precioso, lo has contado muy bien y se hace creíble...¿Por qué no? Todo es posible y el vínculo entre dos almas puede ser tan fuerte que ni siquiera la muerte de uno de ellos pueda romper.
    Muchas gracias por participar!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las almas, realmente, es ahí, en ese mundo inmaterial donde realmente se encuentran... Y todo puede ser... que no lo hayamos vivido, que no lo hayamos visto no es óbice para pensar que no exista... A veces nos cuesta creer lo que sí vemos :-)

      Un beso enorme.
      Mil gracias por venir.

      Eliminar
  17. De una cosa no me cabe duda alguna. Estaba en el corazón y en el alma de la protagonista de tu historia. Claro que sí, seguro que sigue estando. Es esa eterna permanencia en nosotros de los ausentes la que permite situaciones como la que describes. Una bella historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco tengo la menor duda y, aunque no se haga presencia palpable con algún sentido, siempre se hacen palpables con el sentimiento y con ese alma que se refugia o se apresa dentro de cada uno.

      Un beso enorme y muchísimas gracias.

      Eliminar
  18. La sugestión cuando el dolor todavía está presenta tras la pérdida de alguien muy querido hace que lo sintamos cerca. La protagonista de tu historia estaba muy enamorada y tú nos has traído una historia preciosa de un amor que traspasa dimensiones.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sugestión es una mala amiga, la verdad, y la mente es muy traicionera, pero cuando no le hallamos una explicación lógica o científica... solamente queda creer... y sentir.

      Un beso muy, muy grande.

      Eliminar
  19. Un relato lleno de magia. Esas cosas que no queremos creer, hasta que nos pasan. No sabemos que es lo que nos depara el más allá.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabemos ni qué nos puede pasar a este más aquí... Imagina más allá... pero yo creo que si estamos aquí es por algo... así que debería haber algo más allá que sirva para algo también.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  20. Le añoras mucho, y por éso él te visitará cuando le llames, con el corazón.

    Besose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hay un vínculo muy fuerte en vida, te aseguro que la muerte no es ningún obstáculo... y siempre, siempre, hay una forma para que te cojan de la mano.

      Un beso muy grande.
      Gracias por venir.

      Eliminar
  21. Precioso relato sobre la tristeza de la pérdida de alguien muy querido. Es verdad que a veces su fantasma aparece. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y por tu tiempo en la Casa.
      Sí, a veces aparecen... Ta lo aseguro.

      Un beso enorme. Nos vemos.

      Eliminar
  22. Impactante tu historia. Y a la avez creible. Cuando se ama tanto y este amor se va, la sugestión hace estos milagros. Porque no me diras que volverlo a ver aunque sea unos minutos, no es una auténtica gozada.
    este relato no me da ningún miedo.
    Gracias por compartirla. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Superado el susto, comprendida la situación, es el momento más maravilloso y eterno.
      Claro que no ha de darte miedo...

      Un beso muy grande y gracias a ti, siempre.

      Eliminar
  23. Soy de las que cree que el amor, el verdadero, el intenso, el eterno; atraviesa todas las barreras, incluso la de la muerte... y las almas se encuentran y continuan a amarse.

    Un besote hermosa.

    ResponderEliminar
  24. Yo también creo... y lo sé a ciencia cierta. Las almas amantes, amigas, familiares... se buscan una y otra vez. Es su sino. Y cuando una queda y la otra se va porque sus evoluciones son diferentes aunque paralela, se cuidan.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  25. Me ha gustado...además hay pocas cosas más etéreas que una canción, casi más que el frío de la propia presencia...uffff, es emocionante...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, Max. Y, fíjate, que hasta la presencia es tierna y transmite cosas positivas, calma cuerpo y alma.

      Un besazo enorme.

      Eliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...