Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

29 de marzo de 2016

Ciego...

El amor y el odio no son ciegos, 
sino que están cegados por el fuego que llevan dentro.
Nietzsche


Y yo te amé, ciega, ciegamente… 
mientras tu destino estaba caminando perdido. 
Y dormías, dormías, 
en ese silencio que lo llena todo de sentimiento, 
a veces desesperado, otras anhelado… 
Y te amaba, te amaba tanto, 
tan ciegamente que dejé mis ojos en vigilia noche y día… 
clavados en ese sonido agudo de los latidos lentos de tu ciego corazón…, 
con mis manos enteleridas en la frialdad de las tuyas 
cuando en ese último segundo, 
como ciego que ve la luz, 
suspiraste mi nombre, durmiendo para siempre…
Y te odié. 
Te odié ciegamente porque ya no había luz para mis ojos.


Esta semana, Sindel desde su blog
nos descubre una palabra: Ciego(s)
13 de 52

38 comentarios:

  1. Como simbiosis entre luz y oscuridad que se abrazan buscando reinar.
    Como tierra y fuego que se ciegan en su pugna por brillar.

    Mi abrazo de luz ✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Athenea :-)
      Es el alfa y el omega, el no poder seguir con alguien porque está predestinado de esa forma... Juntos hasta el final, salvo que ella no puede ir con él pero en ese momento pierde todo.

      Un beso muy grande y mil gracias por pasarte y dedicarme un poco de tu tiempo.

      Eliminar
  2. Ciegamente se puede amar u odiar... De la misma manera se abrazan distintos sentimientos...hacia la misma persona. Un paso lo separan, eso dicen.

    Un placer leerte, Mag.

    Mil besos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amamos çon tanta intensidad que, en ocasiones, es una obsesión. En este caso el amor es tan grande, él es tanto para ella que cuando la vida los separa ella levanta ese amor en un "te odio". Es pura impotencia. Es que sus ojos se han quedado ciegos sin la luz que él de ha dado hasta ese momento.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  3. Como la noche y el día, dos sentimientos tan distintos y opuestos: El amor y el odio. Y bien cierto es lo que dicen que.. - del amor al odio hay solo un paso -.

    Un beso pecaminoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acabo de quedar KAO, porque sin haber leído los comentarios, ha sidi ahora después de publicar el mío cuando los he leído y veo que he coincidido con lo mismo que ha dicho Auroratris, en verdad es mi alma gemela.

      Eliminar
    2. A mí me pasa alguna vez igual. Sin problema. Çreo que coincides on Athenea :-)

      Aquí no hay odio. Aquí hay rabia contenido de tanto amor sentido por ambas partes. El último aliento, el último suspiro que él da, es ella.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  4. Una frase introductoria muy acertada y un desarrollo muy bueno el de la palabra propuesta por Sindel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, en serio.
      Era, es, una palabra nada fácil.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Y el amor en su libre albedrío nos cubre a veces con su tupida venda, no nos deja ver más que lo que él quiere que veamos…y cuando al final arrancamos esa venda y vemos, ya no hay luz que mirar…y odiamos…tan ciegamente, como amamos…

    Precioso post, Mag… Siempre un placer

    Mil Bsoss!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gin. Gracias por pasarte :-)

      El amor, el destino, la tragedia... No se sabe pero sí el desasosiego y angustia de ver que pierdes a alguien sin poder hacer nada por evitarlo. Y todo el amor, se viste de odio; de odio por no poder hacer nada çontra eso.
      Odio por la soledad, por el vacío tan grande que ese ser nos deja irremediablemente.

      El placer es mío al tenerte aquí, tu casa.
      Besis.

      Eliminar
  6. So beautiful.
    So appealing.
    Love this . . .

    ResponderEliminar
  7. Ese odio producto de la partida, ciega el amor que se siente...pero no es eterno..bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada es eterno pero es tanto el amor que la desesperación de la perdida remueve las entrañas.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  8. Todo sentimiento profundo se convierte en un velo para nuestros ojos, cuando la venda cae ese sentir se puede volver opuesto al anterior. En un instante podemos tornar el amor que creemos luminoso en la oscuridad del odio, ya que dicen que no se puede odiar a alguien sin antes haberlo amado.
    Me ha encantado tu poema. Un beso inmenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sindel. Sí, a veces ocurre así pero hay que dejar marchar para seguir viviendo.
      Lo peor de todo es obsesionarse en el odio. Pero en este caso tiene el sentido opuesto. Como he dicho, encierra la impotencia de no poder seguir asiendo la mano de ese ser que amas y te complementa.

      Mil gracias. Un beso enorme.

      Eliminar
  9. Del amor al odio no un paso, sino un abismo en el que uno puede perder todo lo construido con sentimiento. Me encantó tu texto, aunque el final sea el odio.

    Beso dulce Magda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no es odio... No lo odia. Al revés... Lo ama tanto que no sabe cómo expresar la rabia que le da que él se vaya para siempre, que cierre los ojos y se aparte físicamente de su lado y ella no pueda irse con él.
      Ese te odio es la forma más grande que en ese momento siente de decirle que le ama.

      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Algo bipolar, no? y extremista además :)

      Otro beso para ti y dulce fin de semana.

      Eliminar
  10. Amar ciegamente es amar sin querer saber los fallos del amado, odiar ciegamente es odiar al descubrir esos fallos sin detenernos a averiguar cual de los dos es el culpable. Dos abrazos

    ResponderEliminar
  11. En este caso no hay culpables. Solo es el destino que los separa de forma irremediable y ella expresa en ese "te odio", el amor tan grande que siente por él y que ya no pueda volver a escuchar su nombre de su voz.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  12. Así:

    "mas de tu luz mi oscuridad vencida,
    el monstruo muerto de mi ciego engaño,
    vuelve a la patria, la razón perdida."
    (Lope de Vega)

    ResponderEliminar
  13. Precioso tu comentario, Jeno.
    Siempre hallas el texto adecuado.
    Mil gracias.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  14. Se ama con los ojos abiertos y el alma. Se ama para trascender a uno mismo. Solemos creer que el amor nos salvara y ahí esta la equivocación. Odiar se hace con los ojos cerrados, los mismos que una vez sintieron el amor. Se odia por desgarro, impotencia, por estupidez, por pequeñez. Es nuestra impotencia a "soltar" Es mezquindad. (Creo disculpa me extendí divagando) besito me encanto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Disculparte por extender tus pensamientos? Jamás. Además, así equilibras que yo en tu blog parezco dar con la inspiración o me quedo muda, depende.
      Se ama y el amor es algo maravilloso pero le ponemos tantas expectativas y exigimos tanto...
      Sé lo que me dices y sabes que lo comparto.

      Un beso muy grande y un abrazo de esos que ya sabemos... Ahí.

      Eliminar
  15. El amor apasionado es cegador, profundo, único. Pero cuando se despierta de ese letargo tan mágico, se ve la realidad, o quizá, se resigna por no tener otra opción. Es allí que nace el desbastador cóctel amor-odio. Una pócima toxica para el ego herido.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pura impotencia es lo que siente ella. Es un odio on el Amor más grande que puede sentir porque lo pierde todo, hasta la razón.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  16. Que vacio, que desasosiego cuando se va para siempre un amor, cuando tu vida se refleja en sus ojos, perderle a el es perder parte de tu vida. Precioso, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Molí, una angustia y un desasosiego desolador.
      Perder la esencia de la vida...
      Muchas gracias, guapa.

      Un besazo.

      Eliminar
  17. La ceguera de la pasión hace pasar del deseo al odio, al rechazo. Casi me pudo quemar esta ceguera. Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Ese ciego odio por lo inevitable... no hacia Él, sino hacia un todo que deja sin nada... porque todo ese amor no alcanza ante ciertos hechos, se transforma en impotencia... y se maldice... y se odia...

    Lo único que cabe es esperar ese otro "paso" donde todo vuelve a ser amor... e infinito...

    Besotes enormes hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero yo siempre. Lo has comprendido perfectamente. Has dado con el toque perfecto para ese "te odio". Es más que Amor.

      Un beso muy grande .-)

      Eliminar
  19. Mag, recuerdo que en otra ocasión me pregunté ¿si era real lo que escribías y habías perdido al ser amado...? Ahora, no sólo me lo pregunto, sino que lo siento...Tus letras van directas a alguien determinado, que sientes muy adentro, amiga...Puede que sea un poco ingenua, pero así lo intuyo...Y esa canción también me lo dice...
    Te diré que mi amiga María, la rumana, se va el domingo a su país. Iré a despedirla. Es una de las mejores personas que he conocido en mi vida y me siento triste...No sé si volveré a verla. La vida sigue adelante y hemos de aceptarla...
    Mi abrazo y mi cariño, Mag.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te equivocas cuando dices que tengo a alguien que siento muy adentro, más allá de la carne, de un latido o de algo... algo que es atemporal o intemporal...
      Sé que en otra vida dejé a alguien y en cada vida nos encontramos. Es ese sentimiento.

      Y respecto a tu amiga. No importa si no os volvéis a ver en realidad, o si en algún momento se pierde el contacto porque algo ha quedado marcado en el alma y eso no se borra. Así que sé feliz por haberla conocido.

      Un abrazo muy fuerte y un beso enorme.
      Arriba siempre. Sonríe.

      Eliminar
  20. Cuando de ama con tanta pasión, tan ciegamente, cuando sólo deseas estar a su lado escuchando cada latido de su corazón que late acompasado con el tuyo...
    La separación produce un dolor tan grande, que es hasta posible que lo odiase en ese momento.
    Amiga mía, siempre me ha gustado lo que acaba bien, pero sé , por experiencia, que el destino, muchas veces, es demasiado cruel.
    Cariños en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, Kasioles. Lo sé por experiencia pero siempre queda un hálito de esperanza y un bonito final. Mientras lo podamos escribir :-) lo disfrutaremos. Tenemos tantos momentos para lágrimas que unos cuantos de sentimiento puro, ¿verdad? Vienen bien.

      Un beso muy grande y me quedo con estos cariños tuyos.

      Eliminar
  21. Del amor al odio hay tan poco, que la ceguera puede ser para ambos sentimientos.
    Me encanto tu porte.
    Besos

    ResponderEliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...