Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

16 de marzo de 2016

Somos dos moles desnudas entre las hojarascas de este invierno en pleno equilux, fingiendo alcanzar el cielo azul en esa cruz latina de  barcos que navegan en él, entre alas de metal, sobre el gris de un devenir de almas..., de un beso sostenido en medio de un suspiro a boca abierta.
Somos esas dos paralelas que sueñan abrazarse en un destino no contenido... donde los infieles se pliegan a sonidos sordos de palabras inciertas, a sentimientos enclaustrados en latidos mudos de quien se deja mirar pero no ve...

"Somos lo que transmitimos..."
"Transmitimos lo que somos..."

***  ***  ***  ***  *** ***  ***

Esta semana, Cass, desde su balcón nos lanza una serie de imágenes que vender con un slogan,un sentimiento o una impresión.

40 comentarios:

  1. Me ha encantado esa frase de "Somos lo que transmitimos... transmitimos lo que somos". Como anillo al dedo para quien nos movemos por este mundo de blogs...

    Besos de Pecado a Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ello habría que añadir que cada un@ entiende lo que quiere :-)

      Un beso y aunque aquí soy medio Pecado, beso de de un Pecado a otro.

      Eliminar
  2. Da una idea de unos seres muy visibles, sometidos a los rigores del clima, de la naturaleza, condenadas a un destino que las separa y anhelantes de un encuentro que parece inviable. Pero no tiene por qué ser así...
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, podrían ser dos seres tan individualistas que no ven más allá de sí mismos.
      Y cierto que siempre se puede cambiar.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  3. Donde los infieles se pliegan a sonidos sordos de palabras inciertas...cuánto de verdad en tus palabras, Mag. Y cerrar con esa frase que Pecados, ha resaltado hace de tu entrada un canto al sentimiento.
    Admiración, amiga mía.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La admiración es mutua, te lo aseguro.
      No sé pero creo que hay en el texto mucho más de lo que las letras plasman.

      Besos muy grandes. Mil gracias siempre.

      Eliminar
  4. Las lineas paralelas no pueden abrazarse si no se doblegan, lo mismo que las miradas que no se ven si no se abre el corazón. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ester, solo cuando se vence al altivez y el orgullo, nacen los verdaderos sentimientos.

      Besos grandes.

      Eliminar
  5. Me ha gustado mucho la imagen que has elegido para el relato juevero, así como el texto, y tu expresión, que recalco: "de un beso sostenido en medio de un suspiro a boca abierta".

    Un placer leerte, Mag.

    Un beso pecaminoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso enorme para ti y gracias por tus palabras :-)
      Sí, ahora que lo veo es una frase bonita :-) Dice mucho. Es como un enigma.

      Eliminar
  6. Sabía querida Mag, que podrías con el desafío y mucho más. Me gusta lo que dices, y cómo interpretas esa imagen al punto de conmover y remover sentimientos. La poesía y la imagen al servicio de comunicarnos un jueves más y qué bien lo resolviste. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fue un arrebato ante la impotencia. Dicen que cuando estás al límite sale una motivación. No es que estuviera al límite pero ya casi iba a renunciar pero estoy contenta con el resultado.

      Un beso enorme y mil gracias.

      Eliminar
  7. Torres de fuerza, dispuestas a soportar todo en pos de un mismo sentimiento. Y así ser a la vez. Excelente texto Magda.

    Beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracia, Dulce.
      Torres fuertes pero con un toque de debilidad.

      Un beso grande.

      Eliminar
  8. Somos lo que trasmitimos. Hermoso tu escrito. Tambien las imagenes de esas torres aun de pie. Ojala se podria estar de pie muchas veces. Ser algo de mezcla de cemento , hierro y demas. Besitos Mag

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Demian.
      El problema no es el no saber mantenerse en pie sino impedir que te derriben o, al menos, ponerlo difícil. Somos humanos, barro y paja, a veces fingimos ser hierro pero todos flaqueamos por algo. Lo importante es ser junco que ni el viento más terrible sea capaz de arrancarnos de raíz por mucho que nos menee.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  9. El orgullo en la pareja es así..como dos fuertes torres que miran hacia el infinito sin querer dar su brazo a torcer...Hemos escogido la misma imagen, pero con finales diferentes...en la mía si se derrumbaron...hasta los orgullos...besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Diva.
      Sí he leído tu texto. Me agradó elegir la misma imagen y ver las cosas de forma diferente. Es la magia del ser humano. El orgullo solo lleva a estar solo.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  10. Un eslogan muy cierto y un relato muy conseguido a pesar de lo difícil de la imagen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así pero, a veces, es simplemente describir de forma bonita y luego dejar que la mente interprete :-)

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  11. Realmente inspirado, poético y personal tu manera de interpretar esta imagen tan sugestiva. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Neo :-)

      No era fácil la imagen, no. En realidad, me da que ninguna pero es lo que tiene la imaginación y la magia de las letras.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  12. Que pequeños somos y que altivos nos presentamos en ocasiones. Nos cuesta doblegar nuestro EGO, y como a esas dos torres, la vida nos condena a no poder abrazarnos.
    Enhorabuena por tu magistral jueves.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, somos como piezas de ajedrez. En cierto modo somos siempre los mismos solo que cambiando de tablero y de disfraz parecemos más peones o más reyes :-)

      Un beso enorme. Nos vemos en breve.

      Eliminar
  13. Bufff, que texto tan genial, sinceramente. Esos dos edificios cargados de esas voces inciertas, intentando alcanzar el cielo, condenados,... Genial en mi mente. Saludos. Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pablo.
      Me alegra saberte así, la verdad. Y sí, es una condena sin pies ni patas.

      Un beso muy grande y que tu mente vuele siempre... libre.

      Eliminar
  14. Un gran relato. Las dos torres las has cargado de vida, como esas paalelas llenas de vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que todos hayáis dado vida a dos edificios que no sé si están vacíos o llenos. Tal vez un día albergaron vida, ahora solo soledad, valga la redundancia pero sí, perfectamente podrían ser dos seres humanos orgullosos en sentido negativo.
      Por que esos dos edificios están ahí, solos perdidos en medio de la nada, rodeados de otros más pequeños... doblegados, altivos los unos, mediocres, lo otros... Sí, como los humanos.


      Un beso grande.

      Eliminar
  15. Dos torres que parecen frias y que tu las cubres de amor y como colofon : Somos lo que transmitimos, transmitimos lo que somos.....bellisimo. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Molí .-)
      Yo creo que todo tiene alma solo hay que vérsela.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  16. No entendí la propuesta, pero es evidente que todos la entendieron. Ahora quedo con la duda ¿qué soy yo, si nada soy capaz de transmitir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aichhhh.... Jeno... ¿cómo que no transmites? Tienes una forma especial de sentir las cosas y de transmitirlas, de plasmarlas. Ya te lo he dicho varias veces, alimentas la mente y eso es muy importante.
      Tú escribe de lo que te salga, en blanco y negro o en verde y azul... de eso se trata, creo yo...
      Y te confieso que yo tampoco entiendo en ocasiones lo que piden :-) Dejo libre la mente y que salga el sol por donde quiera.

      Un beso enorme y sigue aportándome tantas cosas buenas a través de tus letras.

      Eliminar
  17. Esas paralelas que esperan encontrarse me han hecho recordar un haiku que las paralelas me inspiraron un día:

    Las paralelas,
    sueñan el infinito
    para besarse.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, mira. En algo hemos coincido solo que yo no sé ser breve. Tarea pendiente en mi vida pero a estas alturas ya çreo que no me voy a matar por aprender.

      Un beso.

      Eliminar
  18. El latido de lo inerte, el alma de hormigón, la calidez de la soledad habitada...¡que lindo lo has contado, amiga!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa.
      Dicen que las piedras no tienen vida, que son seres inertes... pero, en cambio, ¿cuánto nos trasmiten?

      Muchísimas gracias y un beso enorme.

      Eliminar
  19. Una vez más me rindo ante la lo sublime de tus letras. Que expresan mucho, mucho más de aquello que se lee... y que de ese modo tocan lo más profundo del alma.

    Besotes hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha gracias, Almi.
      Me conoces los suficiente para saber eso, que mis palabras siempre esconden más de un mensaje, que entre mis metáforas siempre hay un mensaje subliminal que algun@s comprenden. Otras veces, simplemente, dejo que vuele su imaginación.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  20. Por un momento he sentido el latir de esas dos almas gemelas...en el precioso encadenamiento de las palabras exactas con que has escrito esta maravilla de texto...deberías ir a Chicago y grabarlo en piedra...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, y me has hecho esbozar una sonrisa y pensar, antes, el enviar una carta al alcalde en ciernes para que subvencionen la tarea.

      Gracias de nuevo por acercarte hasta aquí y apreciar mis palabras del modo en el que lo haces.
      Un beso.

      Eliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...