Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

21 de abril de 2016

Mara Laira...

Había pasado mucho tiempo desde que nos habíamos visto por última vez. Soy como ella. Salto en el tiempo para unirme a los hombres, para saber de ellos y de sus secretos. He intentado conectar pero no ha sido posible vernos hasta la fecha.

La veo en la televisión. Toda una artista: Mara Laira. Segura, elegante, inteligente, decidida…
Poco se parece a aquella mujer, una prostituta de bajo nivel, que se vendía por unas monedas en esos callejones estrechos y se entregaba a los juegos de cualquier baboso…

Recuerdo la noche en que me acerqué a ella. Llovía a raudales y las calles eran auténticos ríos de lodo. Tampoco se muy bien qué hacía yo ahí pero imagino que elegí mal mi plaza a la hora de venir a la tierra o, ahora lo empiezo a comprender, es que mi destino está ligado a ella de algún modo.
Por entonces, no era Mara. Se hacía llamar Felicity. Me pareció curioso nombre.

No era su primer cliente. Había estado observándola y me había dado asco cómo la había tratado aquel ruin en la parte más profunda del callejón, bajo aquel saliente del tejado que tiraba toda el agua un poco más allá. Pero debía ser así. Era la forma elegida.
Él la empujó contra la pared, hizo que se diese la vuelta, le subió su mojado vestido y sin más, levantándole las caderas, la penetró desde atrás. Ella parecía resistirse y maldecirle. Eso animaba a su  cliente pensando que sus espasmos eran provocados por el gozo que le producía., que aquel jadeo y aquel vapor eran su garganta y su aliento jadeante. 



Pobre ingenuo. Me preguntaba cuánto tiempo tardarían en darse cuenta de que mi querida Mara es un ser especial, cuánto tiempo tardarían en darse cuenta de que no había coyote, ni chacal, ni perro salvaje que pudiera ser capaz de dejar un cuerpo como ella era capaz de hacerlo: Sin rastro.
Era una devora hombres, en lo más literal de la palabra, disfrazando su hambre de mujer que baila sus propias polifonías amorosas.


Cuando me situé a su lado, todavía estaba terminando de recomponerse y su cuerpo adquiriendo su forma humana. Me miró con aquellos ojos vidriosos llenos de sangre. Sonrió mientras su melena roja se pegaba a la voluptuosidad de sus pechos.
La cubrí con mi gabán para tapar su desnudez y nos alejamos de ahí, caminando bajo la espesa cortina de lluvia y sobre el denso lodazal.

*****

Este jueves, Demi nos acerca
 a una visión particular y derivada de su personaje Mara Laira. Esta es la mía.
Más visiones en su casa de Hurlingham.

25 comentarios:

  1. Uffff....Tú si que la conoces mejor que nadie...Creo que ni el mismo Demiurgo conoce las facetas diabólicas de Mara Laira...Ahora si que logro entender a que se refiere con polifonías amorosas...Que bueno que en mi relato me hice amiga de ella, ...como para llevarle la contraria a esta mujer!!
    Besoss..un relato espeluznantemente perfecto..

    ResponderEliminar
  2. Jjajaj pues no sabes qué alegría me das porque te aseguro que voy a ciegas. Me pierdo con estos personajes pero puestos a ser malos, vamos a ser lo mejor.

    Un beso enorme.
    Te leo este fin de semana, con calmita.
    Gracias por pasarte :-)

    ResponderEliminar
  3. Me encantó, Mag! Éste género me fascina, y tu relato, bien podría ser parte de una película… Ha sido un lujo adentrarme bajo el manto fantástico de tus letras… Y bueno, si a eso le añades las imágenes que has elegido, te trasladas de pronto al mismísimo escenario…

    Muy bueno, amiga… Un verdadero placer! Me quedé respirando y viviendo esa atmósfera que has creado… ;-)

    Bsoss gigantes!! ♥

    ResponderEliminar
  4. Un relato que no deja impasible, Mag. Me ha gustado mucho como lo has llevado y sobre todo esa sorpresa final... Tiene ritmo y gancho...
    Sensualidad mortal.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Si supieras que no entiendo nada de este universo, ni de mutantes ni de nada... A lo más que llego es a ver la serie "Sobrenatural" y porque algo entiendo pero esto... Ni siquiera he visto entera una de las películas de Lobezno :-) pero me alegra muchísimo, en serio, que lo veas así porque me da mucha moral.

    Un beso enorme y mil gracias de nuevo, Gin.

    ResponderEliminar
  6. Decís que no entendés nada, pero muy bien. Es cierto que Mara tiene sus secretos, que no me cuenta. Y es cierto que de Mara se puede conseguir, mucho pero sólo si ella quiere. Alguien más ha planteado alguna conexión con lo vampiresco, con lo sobrenatural. Y alguno ha planteado algo parecido en su pasado.

    Creo que te dije que sabes escribir sobre lo erotico. O debería haberlo dicho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Sí, no se me da mal lo erótico aunque no deba decirlo yo :-) pero esta Mara mía no es un vampiro. Es una leviathan. Tienen otro tinte. Son más violentos y tienen menos escrúpulos. Adoptan la forma humana de quien devoran si lo desean. No dejan ni los huesos.

      Gracias de nuevo y por ver que lo ves bien. Eso me hace bien.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  7. Hay que tener amigos hasta en el infierno, a veces hasta viene a visitarnos. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo has podido decir mejor.
      ¡¡Menudo bicho!!!

      Un beso.

      Eliminar
  8. Aunque este género me resulta ajeno, me encantó como trataste al personaje de Mara Laira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos, Tracy. Ahí le he echado intención porque no me daba para más.
      Pero me alegra que te haya gustado .-)

      Un beso.

      Eliminar
  9. Estoy viendo a Mara en tus letras, así, tal cual la describes: segura, decidida, elegante, inteligente... y también la imagino como Felicity, un ser tan especial, devora hombres, imagino su escena y...

    Me ha encantado tu relato, un placer leerte.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Especial de lo más, no lo dudes. Tan especial que ha llegado desde el mismísimo infierno.

      Un gusto verte por aquí.
      Besos.

      Eliminar
  10. Interesante y bien llevado relato, como es usual en ti, pero me quedo con ganas de más, con ese qué pasa después?.

    Beso dulce Magda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni yo lo sé...
      Gracias porque decirme todo eso ya es mucho para mí.

      Un beso.

      Eliminar
  11. No soy muy dado a esta clase de literatura, (los años no me han dejado llegar a ella), pero me ha gustado tu relato, aunque imagino otra Mara Laira, mas normal y terrena.
    Eso es lo bueno de los personajes de ficción, que cada lector les crea una personalidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sigo mucho esto, por no decir menos, pero Demi se lo trabaja mucho y hay que estar a su lado. Para mí ha sido un reto, así que ni te imaginas lo que significa para mí lo que dices.

      Un besazo.

      Eliminar
  12. Es súper buenísima la trama, la ambientación es terrorífica. El final sorpresivo se da para una continuación que no debes dejar pasar para otra oportunidad. =)
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? Gra○ias :-) :-)
      Tendré que ponerme a no pensar para ver que me sale...
      Lo voy a tener en cuenta.

      Mil gracias y un beso grande.

      Eliminar
  13. Esta faceta de la entrañable Mara no la conocí!... una literal 'comehombres"!! jamás me lo hubiera imaginado, la sabía algo oscura y peligrosa... pero nunca a tal grado! jejeje
    Muy buen relato.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-) Pues mira, nunca te acostarás sin saber algo más. Aquí el ejemplo. Yo no sabía que fuera tan bicho pero ya ves... Así son las cosas y así las he contado:-)

      Un besazo.

      Eliminar
  14. Entre lluvia y oscuridad das a tu relato todos los componentes terrorificos, solo faltaba la faceta de Mara Laira comehombres (la cual por cierto yo no sabia) Tiene un toque entre brutal y erotico, magnifico relato, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, creo que Mara Felicity os ha sorprendido de algún modo. Eso está bien. Ya se sabe que las apariencias engañan y, supuestamente, somos seres que evolucionamos :-)

      Un beso enorme y mil gracias.

      Eliminar
  15. Buenas tardes, Mag:
    El mismo tiempo que es caprichosos en su pasar, se vuelve grácil en sus saltos cuando lo hace al compás de tu imaginación. He disfrutado y sentido (no sé si fue ese el orden) cada una de tus palabras, hasta sentirme un cliente ingenuo, pese a mi vejez descreída.
    Feliz tarde, Mag.

    ResponderEliminar
  16. Pues si las han sentido te ha dejado la mujer leviathan bueno :-)
    Me gusta que así haya sido, en serio. Espero que en la próxima vaya mejor y disfrutes más y de otra forma, Nino.

    Un beso enorme y termina de pasar un buen domingo.
    Nos vemos.

    ResponderEliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...