Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

1 de septiembre de 2016

Adivina dónde estoy...

El sol juega a colarse por entre las copas de los pinos. Lo angosto de la carretera siempre me ha hecho pensar en esas películas de miedo en una noche donde el camino parece cerrarse en vez de abrirse e, incluso, en algunos tramos se teñía de rojo. El olor a naturaleza casi ahoga mis pulmones. El zumbido del coche al pasar junto a los pinos y mojones parece el silbido de flechas que, imaginariamente, podrían salir de la  maleza.

Cómo cambia el paisaje en unos pocos kilómetros. Atrás habíamos dejado la capital de la comarca, su soberbia fortaleza de forma pentagonal diseñada por Tiburco Sapanochh, su catedral del primer románico español en honor a san Pedro, y sus lacitos o sus condes..., dulces manjares... y el bullicio de una ciudad pequeña invadida por turistas.


Tras más de una curva llegamos al tupido bosque de hayas, pinos, avellanos, abetos y acebos que rodean la verde explanada de san Indalencio en la que emerge el Monasterio Nuevo, del s. XVII. Aparcamos el coche, cogemos las cosas y nos damos un paseo por los alrededores. Impresiona la soledad del Monasterio erigido sobre la gran montaña de roca que no se aprecia desde ahí. Ya hay gente ocupando las mesas que rodean la pradera y los niños juegan al fútbol o a tirar piedras a la charca que parece un lago.


Decidimos bajar andando por el bosque y paseaderos hasta la parte del Monasterio Viejo o Real Monasterio. El paisaje corta el aliento... y el camino no se hace demasiado complicado. Inunda el silencio solo roto por los pájaros, los grillos y el murmullo de la gente. Seguimos el descenso de la montaña. Llegamos ante la impresionante imagen que supone la gran roca que ampara al aislado Monasterio. Ambos se mimetizan de tal forma que forman uno.  Y tan relevante como la roca, los claustros románicos de hermosísimos capiteles. Me imagino el descanso contemplativo de los peregrinos que años ha, hacían el Camino de Santiago. Lo recorremos por su lateral derecho hasta la puerta de la iglesia que se encaja en la roca. El corazón palpita fuerte al ver el imponente peñasco simulando una gran bola a punto de estallar. Y se siente algo especial cuando al entrar en la pequeña iglesia ves la réplica del Santo Grial que san Lorenzo escondió por orden papal y por lo que le costó el martirio de morir quemado en la parrilla.

La historia y las leyendas son ricas en este lugar legendario de la Edad Media, plenamente vinculado a la existencia de la copa, siendo panteón de reyes hasta el s. XII , o personajes de la época, amén de que fue el primer lugar de la Península en el que se introdujo el rito litúrgico romano... y cuna del Reino en el que vivo.

Al salir estábamos cansados, con mil y una sensaciones y un hambre canino, así que nos volvimos arriba, eso sí, esta vez cogimos el autobús turístico.
Extendimos nuestras cosas y nos sentamos  a la sombra para comer.


Este jueves,  Alfredo nos lleva a jugar a las adivinanzas 
Seguro que el mío lo habéis adivinado. 
Os lo he puesto demasiado fácil  y seguro que habéis hecho trampas.

36 comentarios:

  1. Imagino donde estás, y recreo el paisaje mientras leo y tanta historia en esos parajes. Un original viaje has creado.

    Beso dulce Magda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una excursión familiar en un paraje precioso, alejado de todo y que no está lejos de dónde vivo.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Se donde estas y te envidio, un lugar para perderse y disfrutar de lo mucho que ofrece. La peña impresiona. Un abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que vaya idea hacer el monasterio bajo la peña pero era la forma de permanecer aislados y protegidos.
      Un beso enorme :-)

      Eliminar
  3. Desconozco totalmente el lugar y no me sorprende ya que nunca he estado en España, pero sí te digo que por lo que muestran las fotos, se trata de un sitio que bien merece recorrerse. Muy mágico y bien conservado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una belleza de lugar, Neo. Algún día, quién sabe, igual lo puedes visitar y te gustará. Estoy segura. Es el Monasterio de San Juan de la Peña. Una maravilla.

      Un besito.

      Eliminar
  4. Es uno de nuestros destinos a visitar… Estas vacaciones estuvimos por Segovia y Burgos… La verdad es que nos maravilló… Y del lugar que nos muestras, nos han hablado maravillas ;-)

    Qué buen recorrido con tus siempre bellas letras y con tan preciosas imágenes, Mag…

    Bsoss enormes!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No olvides anotarlo en la agenda. En verano, un día al aire libre. En invierno una escapada rápida pues como haya nevado mal pero es un lugar con mucho magnetismo.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  5. Has descrito lo que se siente cuando uno se mimetiza con la naturaleza, yo, devoradora de km con mi mochila y mi música, me adentro en los parajes e intento ir para atrás en el tiempo. Y sentir lo que tú tan bellamente has dibujado con tus letras.
    Gracias por invitarme a este viaje, Mag.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora solo has de verlo un día y disfrutarlo todavía más.

      Un besi muy grande :-)

      Eliminar
  6. El primero puede ser el palacio de la Alfageria y el segundo el monasterio de Piedra, ambos en Zaragoza.
    Preciosa descripción y precioso lugar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi... casi, Carmen. Se trata de Aragón, cierto, pero algo más arriba, en pleno Pirineo, en la comarca de la Jacetania, entre Jaca y Santa Cruz de la Serós. Es el Monasterio de San Juan de la Peña. El primero es el nuevo que ahora es una hospedería, un centro de interpretación de la naturaleza.... Y el otro es el viejo o Real. Por esa peña se llama así. Un paraje maravilloso.
      Te lo recomiendo si una vez decides venir por estas tierras.

      Un besito muy grande.

      Eliminar
  7. Me parece maravillosamente descrita la excursión a San Juan de la peña, lugar tan fascinante como cuentas. El punto de partida debe ser Jaca y, entre interrogaciones digo que la foto corresponde a la Ciudadela.
    Me has producido añoranza de mis años aragoneses en los que solo fui al monasterio una vez. Creo que debo repetir ya mismo.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has acertado pero todas las imágenes son de San Juan de la Pena, aunque sí describo la ciudadela en la primera parte, como dices, el punto de partida :-)
      Nada, has de repetir un día. Además, puedes alojarte ahí, en el Monasterio Nuevo que es una hospedería "de lujo". Despertar, abrir la ventana y ver esas montañas... no tiene precio.

      Un besazo enorme.

      Eliminar
  8. He hecho trampas y ya sé que se trata del Monasterio Nuevo y el Monasterio de San Juan de la Peña, en la provincia de Huesca.

    Qué tramposa soy pero gracias a ti me he interesado por este lugar y estoy deseando visitarlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja No se lo diré a nadie Sshhhhh :-)
      Es muy bonito y para ir con niños es genial. Pasar ahí el día. Pasear por los bosques, que jueguen en la explanada... conocer la cuna del Reino de Aragón y ver el Panteón Real, disfrutar de los paisajes en los miradores... Vamos, que vengas :-)

      Un beso enorme.

      Eliminar
  9. No he estado nunca en el lugar que describes, pero yo que prefiero perderme en medio de la naturaleza, he podido percivir a traves de tu escrito olores y otras sensaciones. Maravilloso relato, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí te esperamos, San Juan de la Peña y yo... Jaca es una ciudad pequeña con mucha vida y tienes las pistas de esquí a dos pasos que en verano está muy bien para pasear. San Juan, ¿qué te voy a decir? Como ya he comentado está muy bien para pasar un día de campo. Tiene merenderos y se llega en coche perfectamente. Luego ya es andar y disfrutar de la naturaleza y si no se atreve uno a bajar andando, porque hay un trozo, pues en autobús que te evita el sofocón.

      Un besazo, Molí.

      Eliminar
  10. No tengo la menor idea donde estás, aunque los demás lo sepan. Pero es notablemente turistico, según las fotos y lo que describís.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haz trampas pero te lo digo, San Juan de la Peña, un entorno muy bello cerca de donde vivo. Un día que no sepas dónde ir, piérdete por estas tierras oscenses. Es un mundo lleno de magia.

      Un beso, Demi.

      Eliminar
    2. Hola Mag: has dadp en el clavo: has conseguido que nadie lo conozaca. Pero no es de extrañar. No sé si quieren preservar el sitio del turismo de masas.
      porqué bonito es y muy intersante. Saludos amiga.

      Eliminar
    3. Aquí es muy conocido y la zona igual, desde hace muchos años. Pero es lamentable que sitios que merecen mucho la pena, y es opinión personal, ahora los sacan por televisión, y todo se degenera.
      Aquí había antes, y siguen estando, unas gorgas que solo las conocían los del pueblo donde están y cuatro gatos. Ahora, han prohibido hasta el baño de la masificación que hay.
      Salto de Bierge se llama.

      Besitos muy grandes, Montse.

      Eliminar
  11. Creo que es El Monasterio de San Juan de la Peña, cerca de Jaca.
    Ya me dirás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crees... Crees y muy bien :-)
      Ahí está, a dos paso de Jaca, si señora.

      Un besito.

      Eliminar
  12. La descripción que haces es muy buena e invita a visitar el lugar que se ve precioso también en las fotografías. La verdad es que he hecho trampa y he buscado en internet con las pistas que has dado, para saber que se trata del Monasterio de San Juan de la Peña en Jaca. Por desgracia no lo conozco pero aún estoy a tiempo de hacerlo. Luego ya he visto los comentarios...claro.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. No creo que se caiga después de tantos siglos y es muy hermoso. Es un lugar que tiene mucho que ver alrededor y está muy cerquita de Jaca, donde también se puede pasar un día estupendo.

      Trampas... , ¿qué trampas?
      Besos enormes.

      Eliminar
  13. Tampoco conozco el monasterio, pero esa foto que lo muestra bajo el peñasco me parece sencillamente increíble y hermoso. Los colores de la piedra y sus sombras me resultan muy atractivas.
    Buena propuesta Mag, excelente tu participacion
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nuevo es muy sencillo aunque impresiona su tamaño. No parece tener final pero sí, el viejo es impresionante. Rezuma historia y vida a pesar de los siglos. La fuerza de la roca traspasa.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  14. Un lugar precioso para encontrarse con uno mismo, para disfrutar del arte y del entorno, me encanta el arte y la naturaleza
    todo lo que lo rodea, preciosas fotos y precioso texto Mag

    Besos dulces y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, estoy segura de que te encantaría este lugar. Sus olores, sus colores en otoño... todo esos matices...
      Ojalá puedas visitarlo algún día.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  15. Hola Mag, gracias por participar en esta propuesta tan caprichosa. No he leído los comentarios anteriores para no conocer la respuesta a tu «Adivinanza...» La trampa me ha permitido recorrer metro a metro la zona: El Nuevo y el Viejo (impresionante) Un recorrido a golpe de ratón desde Jaca hasta el patio interior del Monasterio, no sin antes darme un paseo por los alrededores. De nuevo gracias por acudir a mi convocatoria. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve a punto de poner un enlace pero dije con las fotos será suficiente :-) Lo cierto es que es un lugar sumamente místico y todas las montañas que lo rodean, sus miradores y, como he dicho, ese misticismo que brota de sus piedras.

      Un beso enorme y la verdad es que esta convocatoria, sin menos preciar ninguna, me ha parecido genial, curiosa, divertida... Me ha encantado.

      Eliminar
  16. Al igual que Charo, yo también he hecho trampas y por eso sé que se trata de San Juan de la Peña. Me quedan tantos lugares por descubrir, por disfrutar que me asusta tener tan poco tiempo. Gracias por mostrarme esta belleza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una trampilla no es nada :-)
      Como he dicho antes, hay tiempo para todo y seguro que alguno de esos sitios que te gustaría ver, lo verás. Todos te están esperando.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  17. Como siempre..o al menos como es habitual en estos dias...llego tardisimo...pero trato de leer todas las entradas para saber lo que se les ocurrio a cada uno..lo bueno de llegar tarde es que no me romperè la cabeza adivinando porque ya lo dijeron, pero si me deleitare viendo esas magnificas fotos..bersossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Súbete al carro que yo voy así... Y no sé es falta de tiempo o que se me amontona la faena :-)
      Un placer tenerte por aquí cuando vengas, cuando puedas.

      Un besito muy grande y espero estés bien.

      Eliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...