Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos

Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees

© ɱağ

Azul deMağdalia Mağade Qamar

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima

26 de febrero de 2018

Con el Pecado en la Boca...



De tus labios color fresa se conjuga la verdad de estos pecados, capitales, porque son vicio en sí mismos, que me cortan como las tijeras más afiladas, las que escinden la carne y… hasta las entrañas. Me viene la Ira por no gozarte en todos los tiempos, en todas las formas, y juro me flagelaría con el látigo de este sin perdón, hasta me clavaría en la semejantísima cruz como un Cristo. Te me inyectaría en vena con la jeringuilla preñada de Gula y Avaricia hasta sangrar media vida que es estar sin tenerte. 

Te ataría a mí con la cuerda más gruesa, la que hiciera de ti el hechizo que me vuelve duende en tu alma de bruja, y sería conductor, chófer, sobre todas esas rectas, cumbres y valles, círculos, altos y bajos que mis yemas formarían en cada una de tus curvas; detective curioso y perverso de todos tus secretos: los húmedos y los tibios, los infernales y esos que me llevarían a la gloria pues de pecados hablamos, ¿no? De esos que se resbalan entre tus piernas, Envidia del propio Nilo, y yo, mortal efímero, me endioso en la Soberbia de saberte mía. 

Y me da Pereza, pereza bajarme de tus pechos y dejar de sentir el imán de tus lunas de hembra, de revolcarme en tus ensenadas como marrano en un charco. Te gozo porque no tienes nada de monja, porque, niña, eres salvaje, pura Lujuria, enfundada en tus medias, las que me atrapan como sardinilla en tu red, embebiéndome de tus aguas con estas putas ganas que me vuelven macho cabrío, un canalla encendido en este deseo de reventarlas contra las tuyas. Y si tengo cura… no la quiero. Ni en las manos de Dios ni en las de una buena enfermera, porque no me da la gana, porque no me sale de ahí, porque no hay mejor muerte que el veneno que me da el perderme en tus labios color fresa…

Te aseguro que no me importa arder a fuego lento en tus infiernos y que en tiempo de Cuaresma, pecar contigo es un placer.



Pecados Capitales.
Relato perteneciente a la Propuesta de Gin.


Y si te hace leer este relato y otros en la forma que Gin los ha enmarcado, solo debes clicar en la foto.



Gracias

Dentro de la imagen podéis hallar el tapiz del texto.

19 comentarios:

  1. ¿Tenes más de Lilith que de Eva? Te creo, es una razón más para seguir visitandote.

    Está claro que hay distintas clases de pecados, por ambición, de gente fría, ambiciosa. Y los pecados que describís con tanta elocuencia, que tanto bien hacen, que estimulan tanto a los sentidos, que despiertan fantasías, sueños intensos. Pecados que fusionan paraisos e infiernos.

    Besos con pecado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente, muy poco de Eva aunque siempre hay que conceder un poco, no puede ser todo para una misma, aunque en el dar, está el placer de una.
      Ya sabes que los Pecados de esta casa están más que bendecidos y son de obligado cumplimiento cualquiera de ellos.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  2. Una propuesta compleja, pero tú lo has hecho excelentemente bien, como es ya tu costumbre.

    Besissssssss enormes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era sencilla, no, pero se hace lo que se puede y siempre sale algo.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Te atreves con todo y de todo sales airosa. Ginebra os tienta y vosotros "pecais". Un abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ante tentaciones así, Ester, no pecar si es pecado :-)

      Un beso y mil gracias.

      Eliminar
  4. Cuando el pecado es placentero, pecar es hasta permitido. Y tú retratas todos los pecados, no podía ser de otra forma ;)

    Beso dulce y dulce semana Magna.

    ResponderEliminar
  5. Qué sorpresa que ya publicaste tu texto del proyecto de Ginebra, un placer leerte, yo lo dejé hace unos días en su blog.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre tantas opciones explicadas, opté por la que entendí, así que aquí está. ya lo completaré cuando ella suba los retos. Aquí o allí, publicados están todos :-)

      Besos.

      Eliminar
  6. Pero qué bueno buenísimo, mi querida amiga! Qué grande eres… Me ha encantado leerte con esa bravura y fuerza, porque así lo valen esos pecados, esas lujurias y sentires de piel que nos vuelven locos! (si es que hasta me has contagiado jajaja)

    Miles de gracias por este bendito o “pecaminoso” tesoro… Maravillosamente hilvanados los utensilios y personajes. Un placer!

    P.D. Cuando puedas me lo mandas por email para poder llevarlo al proyecto, porque veo que tienes configurado el blog para no poder extraer el texto. Gracias, preciosa.

    Bsoss gigantes, y muy feliz noche 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me perdí en medio de las explicaciones, así que pasé de todas e hice lo que me vino en gana. Mismamente, sin excusas :-)
      Me alegra que te haya gustado y nada, nos iremos viendo y leyendo... que imagino todos serán la mar de interesantes.

      Muchísimos besos.

      Eliminar
  7. Espectacular, ese fuego que se expande.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esas llamas, estos fuegos :-)
      Un besito grande.

      Eliminar
  8. Lo he leído y releído... es sublime!! Retratas los pecados de una manera soberbia, al pecador... siempre hay un canalla que se le concede la absolución cuando el pecado es cometido con maestría.

    Te felicito, me ha encantado sentirlo en su esplendor y bravura, mi querida Mag.

    Mil besitos para ti y ya de paso se los dejo a nuestra querida Gine. Feliz tarde, chicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy me he puesto en la piel de un hombre de esos canallas y tan de apretar los dientes :-)
      Ne alegra que lo hayas disfrutado. Un beso muy grande y que tengas muy buen día.

      Eliminar
  9. Qué bravura !!! y que frescura e inocencia tan contagiosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sueño Son... Te agradezco la visita y de don la bienvenida. Aquí tienes tu trastienda para cuando desees.
      Gracias por tus palabras y un beso.

      Eliminar
  10. Hola, Carmen. Un beso.
    Si, hay tentaciones inevitables.
    Gracias por acercarte.

    ResponderEliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...