Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos

Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees

© ɱağ

Azul deMağdalia Mağade Qamar

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima

1 de febrero de 2018

Corazón de caléndulas...

Mil cuervos blancos nombraron mi nombre. 
Esos mirlos de pico amarillo 
como el corazón de las caléndulas 
hacen vuelos en raso y seda, 
bodoques de silencio preñado de sueños. 

Sueños muertos... 
Sueños heredados. 

Te sigo pensando. 
Me sigues latiendo....Silente... 
O silencioso. 

Abres mi pecho alado, 
sediento de otras mil almas que gritan 
el sosiego recio de quien te designa... 
Incólume... 
Ebrio de Luz.
Penitente de sin sombras. 

Ahí estás... Así eres. 
Tú, mi aleteo de paz.



In memoriam
Deux
1 de abril de 2017
1 de febrero 2018

8 comentarios:

  1. Una vez más, como siempre, un digno homenaje que además te enaltece.

    Beso dulce y dulce noche.

    ResponderEliminar
  2. Un inspirado y sentido homenaje.
    Un gran beso y un prologado abrazo

    ResponderEliminar
  3. Preñado de sueños de cuerpos enredados, tu en mi, yo en ti...

    Me encanta
    Un besazo princesa

    ResponderEliminar
  4. Cuando veo que se siguen publicando homenajes siento la alegría de saber que no se olvida a los que han sido importantes para cada uno, el tuyo es precioso. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Hermoso, como siempre, este homenaje que dice y palpita excelso, más allá de espacio y tiempo…

    Un placer, mi querida amiga…

    Bsoss y abrazos enormes.

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias por acompañarme en estos sentimientos.
    Mi gratitud sincera.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Desde la filosofía que lleva el lucir una máscara hasta este sentimiento que no deja de bullir de una manera inmensa, el homenaje hace digna a la persona y al protagonista porque de este gesto todo habla.

    Sublime cada entrada mi querida Mag.

    Mil besitos y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...