Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos

Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees

© ɱağ

Azul deMağdalia Mağade Qamar

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima

19 de septiembre de 2017

Rugir...

Tus manos en mi piel, 
alas de mariposa, 
plumas suaves de  huellas que desearían borrarse, 
fundirse en ella mientras la despiertan.

Haces que me estremezca. 
La piel tiembla. 
Mi corazón palpita… 
tanto..., tanto, 
que duele… 

Mi respiración se agita ante tu aliento, 
ante el fuego de tu mirada.
Mis piernas se aferran a tus caderas.
Tú, ancoras en mis esencias.

Tu cuerpo se disuelve con el mío, 
en el momento preciso; 
cuando la mente se relaja, se evade…; 
cuando la entrega de mi corazón se une a la tuya… 
cuando en un solo latido, 

tu piel y mi alma, 
mi alma y tu piel… 

rugen al unísono.

Y tuya soy.
Mío eres.

6 comentarios:

  1. Así debe ser cuando dos almas y dos cuerpos se funden en la entrega rugiendo de placer al mismo son.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Hoy necesitaba leer algo así, que me hiciera sonreír por el simple hecho de ver el elixir de la palabra hecho poesía para los sentidos.
    Gracias por tanta belleza, querida Mag.

    Mil besitos y feliz día, corazón.

    ResponderEliminar
  3. Simbiosis perfecta entre alma y piel, piel y alma y la reciprocidad de ese sentimiento que une.

    Beso dulce Magda.

    ResponderEliminar
  4. Una posesión mutua, un intercambio de sensaciones intensas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Sentires sublimes, dos cuerpos y dos deseos compartidos hasta alcanzar el aleluya. Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Y cual rúbrica de tan ferviente simbiosis, se pronuncia el gemido; firme, sublime…

    Bello y exquisito, mi querida amiga…

    Bsoss enormes 💋

    ResponderEliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...