Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos

Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees

© ɱağ

Azul deMağdalia Mağade Qamar

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima

31 de mayo de 2020

Cierre de Convocatoria...


Me ha encantado veros navegar sobre la oscuridad, percibir cuán grande puede ser la creatividad cuando juega con la luz y se dibujan y definen cientos de sombras. Esas sombras que se divierten con nosotros, que forman quimeras en nuestra mente con esa intensidad que nos hacen sentir emociones que nos erizan la piel, que nos hielan el alma.

Agradeceros vuestra participación porque sé que no es un tema sencillo y que no a todo el mundo agrada pero ya veis que se puede bifurcar en mil senderos.

Antes de concluir, deseo animaros a seguir participando, ya no solo escribiendo y comentando, sino también, que no es complicado y no hay que tenerle miedo, a ser convocantes. Si os animáis a ello solo debéis poneros en contacto con Cas, a través de su correo:

elbalcondecas@gmail.com

Cada inicio de trimestre ella plantea el calendario y elegimos fecha según vamos llegando y quedan vacantes, hasta completarlo. Lo hacemos todo a través de correo electrónico aunque, creo, también se participa a través de Face..
Así mismo, contamos con una página  informativa donde comprobar los temas ya tratados y las personas que han dirigido los jueves o van a dirigirlos.


Antes de iros, podéis repasar la lista de participantes por si hubiera alguien de última hora y no hubiera dado tiempo a visitar.
Ahora sí, ya puedo despedirme y cerrar la puerta de este oscuro mundo para
pasar el testigo a Mar (Montse) quien desde su blog  "La Bitácora de Mar"
nos invitará a una nueva aventura.
Hasta la próxima
Besos y abrazos.



28 de mayo de 2020

Raíz de sangre...

Un Jueves, Un Relato
Aires góticos



Me es el tiempo en el prefacio de tu vuelo, cuando tus alas son ébano de plumas al horizonte del alma. Te arraigas cual enredadera penitente ante los muros de sus lamentaciones pero eres destello de tinieblas claras, savia ebria de destino, de roces de mar al borde de los acantilados mientras aromas de viento cosen tus plumas a la libertad.
Espumas de deseos ondean tus banderas a las yemas de mis dedos donde palpitan los sentidos que hablan de ti, letras que no profanan las huellas de las tuyas. No hay tiempo ni espacio pues la eternidad es el todo envuelto en más, en las infinitas palabras que desfloran las odres que engullen plegarias y describen, como fuego fatuos, las sombras de las que gozan los silentes. 

Y tú, de hálitos borrachos de luz, repudias la incuria del olvido y legas flores de jaspe en versos oscuros ahí donde anida el sentido de los libres y aullentes, y el ósculo sagrado de los peces; el gemido de las auras y el embeleso de los custodios. 
Solo así Eres, raíz de sangre, en el alijar de mi sin olvido y en la reminiscencia que evoca el resplandor negro de tu nombre.


In Memoriam Deux Corbeaux


Este es el texto que aporto para mi convocatoria "Aires Góticos" y con él deseo rendir homenaje a una persona cuya alma sobrevuela los acantilados de mi recuerdo. Picando en la imagen, podéis ir tanto a la convocatoria como al listado de participantes si deseáis leer.


24 de mayo de 2020

Convocatoria "Un Jueves, Un Relato"...

Aires Góticos
[28 de mayo de 2020]

Al final de la convocatoria, hallaréis el listado.



Bienvenidos seáis. La oscuridad os recibe en el día de hoy. Podéis asustaros pero de nada servirá pues hasta el final no hay solución.

Hace tiempo que mi instinto os desea atraer hacia lo profundo de este abismo y sacar de vosotros ese lado tan tenebroso que pensáis no tenéis.  Aunque no guste, al ser humano nos atrae el pasar miedo. ¿Por qué? Es un mecanismo de defensa ancestral del cerebro que nos invita a huir o a luchar, es decir, a actuar. Pero ahora, ha llegado el momento de disfrutar porque cuando sabemos que no estamos en peligro, es lo que hay que hacer.
Y ese momento se ha presentado. Conjuro a los espectros oscuros de mi convocatoria para cerrar el mes con una invitación que os haga temblar.
Mi mente ha cavilado. Y se ha pronunciado: 


Un relato poema 
al más puro estilo de la literatura gótica.
(~~350 palabras)

Ann Radcliffe, Henrry James, Isidore Ducasse —conde de Lautréamont—.
Edgar Alan Poe, Abraham Stoker, Horace Walpole, Mary W. Shelly.
Mathew Gregory Lewis, Charles Robert Maturin, Emily y Charlotte Brontë.
 H. P. Lovecraft, John William Polidori,  Regina María Roche,.
Louisa May Alcott, Elizabeth Gaskell.
Julio Verne, E.T.A. Hoffmann, Robert Louis Stevenson.
Gustav Meyrnk, Lord Byron, Guy de Maupassant...

Y muchos otros, hasta llegar a nuestros días, son un claro ejemplo de narrativa gótica que se caracteriza como bien sabéis por la existencia de:

Castillos, mansiones, abadías.
Ambientes inquietantes. 
Misterio y suspense.
Criaturas extrañas y oscuras. Vampiros, fantasmas.
Eventos sobrenaturales o de difícil explicación. Viajes en el tiempo. 
Emociones exacerbadas por parte de lo protagonistas.
Oscuros impulsos, pasiones desenfrenadas, amores extraños.
Falacias patéticas.
Sombras, muertos que renacen, lilcántropos, etc..

Para la poesía, voy a incluir la prosa poética, la desgracia humana tiene infinitas posibilidades donde no es preciso nada de lo anterior de manera explícita para crearnos esa sensación oscura, ya sea de amor olvidado o perdido, de tristeza, de miedo, de soledad..., de muerte e, incluso, una sensación de profundo recogimiento y misticismo:

¡Y esperarás sonriendo, y esperarás llorando!
Cuando llegue mi alma, tal vez reces pensando 
que el cielo dulcemente se derrama en tu pecho. 

Para él, amor divino, ten un diván de calma 
o con el lirio místico que es su arma, mi alma.
Apagará una a una las rosas de tu lecho.

La cita (fragmento)  / Delmira Agustini



Almas, dejo abierta la puerta de la oscuridad para que abráis la imaginación hasta el jueves, más o menos, cuando podréis dejarme vuestro enlace para confeccionar el listado de participantes. En cuanto a imágenes, podéis elegir estas u otras que os parezcan mejor. Sabéis que sois libres. y en la composición de la historia, también.

Queridos míos, queridas mías, hasta entonces, que los hados y hadas más oscuros y perversos os sean propicios. Y tened cuidado...  porque la puerta se puede cerrar con vosotros dentro... Y os aseguro que la compañía no es tan grata como pudierais pensar.

Ilustración de Jarrod Owen

ALMAS PARTICIPANTES

21 de mayo de 2020

Susurros...

Un Jueves, Un Relato
Suspiros en blanco y negro


Sentí la emoción del olor a lluvia mezclado con el aroma del mar. Aquella humedad se pegaba a mi ropa, a mi piel... Me producía una sensación opresiva. No ayudaba a relajarme el discurso que parecía estar exponiéndome Carline, llegando al punto de no escucharla. Su voz se quedaba en un segundo plano, por detrás de mí. Una lejanía en sentido contrario al rumor glauco al que se asomaban mis ojos. Me sentía sobre el horizonte, estoica, percibiendo mi alma acunarse en un pequeño olvido, incluso un susurro que me permitiera evadirme de aquel sentimiento que, como una semilla, se diseminaba en mi vientre y latía en mi pecho.
Entonces, suspiré y caminé. Perdí mis pasos en el inminente relente de la noche. En silencio. Sin mirar atrás. Sin la voz de Carline, que terminó por perderse. Sola. Conmigo misma.


Fotografía autoría de Mónica Frau - Neogéminis


Esta semana es Moni , desde su blog "Neogéminis", quien nos convoca e invita a hablar de suspiros eligiendo una de sus imágenes. Este es mi aporte. En su blog podéis leer otras inspiraciones.

14 de mayo de 2020

Un Jueves, Un Relato
Dime de qué película te hablo

Como si nada, llama y entra porque tú le das permiso. Viene dando candela a horas nocturnas y tú, lejos de increparlo, le abres la ventana y ante ti se planta. Solo porque es educado. Todo un gentleman. Oscuro como una sombra. Delgado como un palo. Blanco como la luna. ¿Y su mirada? Llena de una curiosa vida que se escapa de la mano. Sus manos, un episodio de dedos largos y uñas afiladas como sus dientes. Una boca pequeña que es capaz de abrirse como la de una serpiente.
Y sonríe, mientras tú, con cara de no saber qué pasa, no dejas de mirarle. Te hipnotiza. Y gritas. Y tu grito se ahoga al tiempo que tus dedos se vuelven garfios sobre las sábanas. O lo que es peor, desearías arrancarle la piel, cruzarle la garganta o hacerle saltar esos dientes. No tienes valor ni para huir de ahí. Pura ironía. 

Respiras hondo. No quieres ver pero no puedes dejar de mirar. No es música celestial, es el infierno al que está abocado tu corazón. Palpita tan fuerte que es como esos caballos negros desbocados que tiran del carro de la muerte. Sí, es nuestra bestia salvaje. Dicen que se desvanecerá en una nube de polvo, retorciéndose, dando alaridos de dolor y rabia. Y tú, ¿qué harás? No, no vas a sacrificarte por la sangre. No será es el efecto del bien sobre el mal, de la luz sobre la oscuridad. No esperes que el sol apague su vuelo porque no tiene vuelo. Ni que esas ratas, doce, saltando aterrorizadas por el miedo a morir asadas provoquen algo más que tu propio miedo, tu propio asco y levantes los pies del suelo, horrorizado.
Más allá de todo eso, está el sentimiento oscuro que no se desvanecerá jamás de tu mente y despertará en ti un curioso amor por ese ser que se viste de noche, pide permiso para entrar y deja tarjeta de visita anclada en tu pulso.
Y, ahora, suspira profundamente y aguarda porque, aunque velen tu sueño, su sombra te alcanzará.

Así acaba la película y así empieza tu recuerdo de ella.

Imagen de  Gartzi Deustu

Mi aporte a la convocatoria de Alfredo a través de su blog "La plaza del Diamante", donde podéis ver otras películas que habrá que adivinar.
La mía es...
Os responderé a todos al final del plazo y confirmaré o no vuestra idea :-) 
Gracias.


7 de mayo de 2020

Un Jueves, Un Relato
Denunciar por saltarse el confinamiento


Es complicado delimitar mi yo de tu en ciertos momentos pero te aseguro que me preocupa tu falta de valores. No te digo que debas darte contra la pared y rezar cual muro de las lamentaciones, pero sí te pido un poco de respeto y un poco de lo que hay que tener, que no es excusa el "yo no puedo" cuando los demás sí podemos.

Cuando te veo desde mi pequeña atalaya ir y venir, móvil en mano como si tuvieras que contar lo más interesante del mundo, cuando sé que tus zapatillas no marcan ni los pasos dados y tus manos no están manchadas del trabajo de un día, cuando intentas convencerme con mentiras que desnudan las patas de tu perro, o llevas a la juerga el silencio de los demás... no puedo llamarte más que hipócrita porque pretendes acallar con tus aplausos las horas que has profanado y los actos de los que no has renegado.

Me pierde tu falta de civismo cuando, porque no queda otra, te enguantas y olvidas que tu imprudencia puede ser tu muerte... y la mía. Me sobrepasa tu poco respeto por la vida, por los demás pero, sobre todo, por ti mismo cuando te cubres la boca para pasar cumplidor entre otros como tú, o lo peor, entre los que sí deben estar ahí afuera necesariamente y te esquivas de la consciencia y conciencia de que puedes truncarles el bien más preciado que tienen.
¡Si hasta los niños pueden darte lecciones!
Ahora te ríes y te vanaglorias de tus hazañas. Y si te toca llorar, ¿qué?, ¿nos tendremos que reír los demás?
Y te llamas, ¿cómo te llamas? Mejor dicho, ¿cómo te llamo?




Esta es mi denuncia a todos los que debieran ser y estar y ni son ni están, y lo peor de todo, que tampoco se les espera. 
Ahora disfrutamos de una libertad medio enjaulada pero nuestro aporte es por el bien de todos.
Gustavo, desde su blog "Juliano el apóstata" nos invita a denunciar. Ahí podéis leer, si deseáis, a otros denunciantes.

3 de mayo de 2020

Cierre de Convocatoria...

Llega el final de la semana y mi convocatoria también.
Ha sido un viaje delicioso que me ha encantado compartir con todos vosotros.
Hemos disfrutado de cada uno de los viajes. Hemos ido de aquí para allá: Al cielo, al mismísimo desierto para descubrir la intensidad de un lugar sagrado como es una biblioteca. Hemos llegado de la mano de seres especiales a vivir una diversidad en colores, a cruzar mares y adentrarnos en ciudades impresionantes, en revivir historias y en retomar otras. Hemos roto límites, superado muros, y hasta nos hemos encontrado a nosotros mismos.

Ahora ya solo queda recoger los bártulos o darles una lavada. Recuperar fuerzas y emprender una nueva aventura de la mano de Gustavo, "Juliano el postata" al que, por cierto, hace mucho que no veo. Pero antes de cerrar, quiero insistir en daros las GRACIAS por toda vuestra participación, por escribir, por comentar, por no dejar de hacerlo una y otra vez.

Os recuerdo que hay una página, un inventario, donde aparecen todos los participantes a fecha de hoy con sus correspondientes temas y enlaces, así como anfitriones venideros hasta junio. 
Sed felices y cuidaros mucho.
Nos leemos. 
Besos y abrazos.


2 de mayo de 2020

Dies Infinitus...

Mi fiera interna se acongoja ante la jaula enorme en la que se ve inmersa. Fuera, acaricia el sol, la lluvia y la infinidad de espacio que mis ojos no alcanzan, y queda un número, un instante de tiempo que es finito y confinado que se dividen en interminables día en los que él es como un ratón dentro de su rueda, corriendo a ninguna parte, deseando llegar a algún sitio. 

Día 1 de equis. 
Dicen que lunes. Día de la luna. Dies Lūnae. No me llama el chocolate. No preciso letrero disuasorio en el frigorífico ni absolución por los pecados. 

Día 2 de equis. 
Dicen que martes. Día de Marte. Dies Martis. Me basta una llamada. La hago. La tengo. Todo está bien a pesar de todo. Calma. Suspiro. Paciencia. Resilencia. 

Día 3 de equis. 
Dicen que miércoles. Día de Mercurio. Dies Mercuriī. Suena una canción en su voz. No entiendo lo que dice. Da igual. Está contento. Yo también me siento bien. 

Día 4 de equis. 
Dicen que jueves. Día de Júpiter. Dies Jovis. Escribo y borro. Escribo y dejo. Leo y pienso. Siento: Escribo y leo. Dibujo y pintarrajeo mil palabras que se llenan de sentido o de liturgia, de una sonrisa, de un anhelo. Esperanza. Ilusión. También de vacío, de ausencia.

Día 5 de equis. 
Dicen que viernes. Día de Venus. Dies Veneris. Me basta una mirada. La siento. Su mirada. Mi refugio. Su “aquí estoy”. Venus despierta la carne, el deseo, y el envoltorio son mil caricias y un destino. 

Día 6 de equis. 
Dicen que sábado. Día de Saturno. Dies Saturnī. Sabbătum. Día de descanso. ¿Uno más? ¿Cuántos quedan? Yo no paro. Me faltan varios sábados y no ha llegado ni el domingo. 

Día 7 de equis. 
Dicen que es domingo. Dies Dominĭcus. Día del Señor y sin misa ni rosario, le hacemos plegaría: Que se acabe pronto pero que no olvidemos jamás, que sepamos de la esencia de la vida y de la luz de las almas y con ella se aplaque la oscuridad de esos corazones que alardean de la suya. 

Y lucirá el sol. Dies Sōli. Como siempre, como nunca jamás. Dies Infinitus.




Estas letras forman parte de la propuesta "Incertidumbres" que hace Gin para "Paraíso de Letras" y  "Lovely Bloggers, donde pueden leerse a otros autores.


Gracias Gin por el trabajo y cariño que siempre imprimes en tus convocatorias.

Picando en la imagen se accede al cuaderno digital donde se recogen todos los textos.