Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos

Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees

© ɱağ

Azul deMağdalia Mağade Qamar

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima

13 de octubre de 2017

13


Chatina

Quizá no haya mucho que decir. El mundo lleno de babosos y a mí me siguen gustando los caracoles, con su ajaceite, o con su salsita de tomate, choricito y un poquito de guindilla... O para darle gusto a un arroz... Se me hace la boca agua mas veo esto... Y la verdad, independientemente de que sea un bicho de plato único, la cosa cambia. Ni se me hace simpático ni me da gusto verlo con ese cuerpecito soberbio y esa concha como las de mar.

Menos mal que es una de esas especies catalogadas como "non gratas" (Real Decreto 630/2013 de 2 de agosto) pero, tampoco sé en qué cazuela se iba a cocer media docena de estos bichos. Y a eso le sumanos que vienen con chicha añadida, es decir, que contienen unos parásitos muy malos llamados nematodos... que se alojan ahí en sus tejidos fibromusculares y en sus babas, comprendo que no sean muy gratos como mascotas pues en vez de darnos mimos nos pueden dar diversidad de infecciones como una meningoencefalitis eosinofílica o una angiostrongiliasis abdominal

Este caracol es hermafrodita y tiene una capacidad reproductora tipo cucaracha, a velocidad de la luz. Eso  podría defender aquello que decía mi abuelo de que comer caracoles es tener siempre el plato lleno (aunque bien sé que se refería a la chicha y a la cáscara).

En fin, que hay que verlo, no tocarlo y dejarlo en su sitio que es donde mejor está.
Y os presento, al caracol más grande del mundo, posiblemente:  Achatina fulica.
Podéis llamarla "Chatina".


Noticia vista en la revista Quo del mes de septiembre de 2017.


Imágenes extraídas de la red

Tema 13/52: Escribe un relato inspirado en una noticia que hayas leído esta semana.

13 comentarios:

  1. Muy interesante tu post, mi querida Mag... a mí es que, tanto los caracoles como estos bichos... prefiero verlos en libertad antes que en una cazuela... ya me lo decían en casa: "demasiado regalada"
    Gracias por la información, preciosa

    Mil besitos para tu fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy soso pero hay que salir del paso :-) No voy a dejar de comer caracoles :-)

      Besitos.

      Eliminar
  2. Ufs! Me confieso consumidora de caracoles, no de ese tamaño, claro… pero me encantan: en el arroz, a la cazuela, en salsa… Y mira que a la vista no son muy “agradables”… bueno, aunque por la casa que llevan a cuestas son un tanto graciosos 😁

    Un placer leerte, mi preciosa Mag.

    Bsoss miles y feliz finde!! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí que me los traiga mi mamá limpitos que yo me apaño :)
      Solo los como en casa. Fuera, jamás. Manías.

      Besis.

      Eliminar
  3. Impresionantes, pero yo como mucho hacerle unas fotos...
    Muy interesante amiga
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable. La verdad es que es muy tonto el texto pero para ir de caracoles... ya nos vale.
      Muchas gracias, Fernando.
      Besos.

      Eliminar
  4. Si a todo lo que has dicho le añado que no son mi plato favorito, que he visto los gigantes del Delta del Ebro que estan acabando con todo, me va a costar comerme una paella con caracoles o unos caracoles a la llauna. Abrazos
    Y ademas me aparece el re-Captcha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, es que estas especies invasoras son una plaga y no nos damos cuenta hasta que el mal ya está hecho.
      Un besazo.

      Eliminar
  5. Yo no he comido de esos caracoles, ni creo comería tampoco, pero si habitan en el jardín de casa, aunque unos tan grandes como esos sería casi como tener mascotas :D

    Besos dulce Magda y dulce fin de semana para ti.

    ResponderEliminar
  6. Estos caracoles no son para comer. Es más, la gente los tiene de mascotas. Curiosos son pero hay que tener mucho cuidado con ellos. Por las enfermedades y por cómo se reproducen. Son un caos. Pero, la verdad, prefiero no tener amigos babosos :-) :-)
    Besitos muy grandes :-)

    ResponderEliminar
  7. complimenti molto bello qui, un piacere seguirti ed un abbraccio

    ResponderEliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...