Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

26 de abril de 2015

Siempre cogidos de la mano (7)

Damos un paseo por las calles de Venecia. Sí, hoy toca góndola. Romántico...
 Siií, aguas tranquilas, casas antiguas, tú y yo rondando un lugar de ensueño. Descorchamos una botella de vino en el viajecito, ya sabes el que a mí me gusta: "Adiana" 
Copita va, copita viene, brindando por nosotros y riéndonos sin parar. Este vino pasa muy bien pero...sube como los demás... 

- ¿Sabes? Si no estuviera el gondolero te haría el amor aquí mismo... -  El gondolero sonríe y yo me carcajeo con tu ocurrencia. Y, es que a veces tienes unos golpes que me descolocan.
- Nena, creo que has bebido demasiado, aunque creo que yo también porque estoy pensando en lo mismo...  Estoy pensando que... la cama del hotel es de agua, pues que allí lo recreamos...
-Nenaaaa..., estoy deseando llegar al hotel y recrear lo que tú quieras...
- Jajaja, vale, pero mientras llegamos, abre otra botella de la Ana esa..., así llegamos con una cosa hecha...
- Adiaaaana, se llama Adiana. Creo que sí que has bebido demasiado. Por cierto, tu vestido, ¿no era azul? Porque ahora lo veo rojo...
-Jajaja, nene... Creo que tú también has bebido demasiado... Vamos para el hotel y me quitas el vestido del color que tú quieras y me haces el amor como yo quiero: Con tacto y velocidad... 
-Vamos nena... Juntos, cogidos de la mano.
(tu yo)



Y entre las calles estrellas y el olor a agua… Con el bullicio de la gente al fondo entramos entre risas y arrumacos, besándonos con el sabor del espumoso en nuestras lenguas, en el “Palazzo del Conte”. La escalera se abre a la derecha. Nos parece una escalinata y tú pretendes subirme por ellas en brazos.
Tenme tú que yo no puedo… Y río ante tu intento mientras el recepcionista niega con un gesto y sonríe.
Mejor idea meternos en el ascensor y allí, tus manos son las palancas que mueven mi cuerpo, las que levantan mi capaz azul. Sí, porque mi vestido sigue siendo azul.
El pasillo se nos hace largo porque paramos cada paso para comernos a besos, para devorarnos con las manos y acallando las carcajadas para que nadie nos llame la atención.
Sí. Ni tú ni yo somos muy duchos para abrir la puerta con la tarjeta y menos para acordarnos que si no la ponemos en el cajetín, aquí no funciona nada.
El vino tiene su aquél y el efecto es contagioso. Se me ha subido a la cabeza como las burbujas.
Te dejas caer en la cama. Te miro divertida mientras me apoyó en el mueble. Me llamas con el dedo…

- Ven, princesa, que te voy a hacer reina… -Y te ríes a carcajada abierta.

Y mis labios se posan sobre los tuyos mientras siento tus manos temblar sobre mi espalda, en tanto las lenguas danzan entre las campanillas del vino.
Y mi vestido me desviste: Azul… Rojo…, qué más da si lo que mejor nos sienta es el color piel desnuda. Qué más da el bullicio de la calle si no hay mejor sonido que los gemidos de nuestras bocas aplacados por el aliento del otro. Qué más da que la noche esté nublada si sabemos pintar todas las estrellas del firmamento con una sola mirada. Qué más da que el gondolero nos cantara canciones de amor si no hay mejor melodía que la de tu cuerpo entregado al mío y la del mío al ritmo del tuyo…
Qué más da… si estamos juntos…

(mi tú)

14 comentarios:

  1. Que imagen mas tierna, dulce y excitante imagino entre tus letras.
    Una entrada preciosa.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es. Es muy tierna porque hay mucho, mucho amor, mucho respeto y mucho aprecio.
      Un besazo, maduixeta guapa.

      Eliminar
  2. lamento profundamente tu distanciamiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengo poco pero nunca me voy. Sabes que estoy.

      Eliminar
  3. Y si...que mas da si estáis juntos???...al final es el quid de la cuestión....
    me gusta la ternura y las ganas y el modo en que las describís...
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, guapa.
      ¿Sabes? Al final no hay nada mejor que regresar a casa y estar con quien te quiere de verdad.
      Un besazo.

      Eliminar
  4. Siempre juntos cogidos de la mano, y que sepas que nunca te solté...

    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé y ahí la sentía, ahí la siento y ahí estás y ahí eres... Aquí.
      En realidad, creo que nunca debí volar tan lejos...
      Un besazo, cielo.

      Eliminar
  5. Un regalo que espero aceptes y sea de tu agrado.

    http://eldulcesusurro.blogspot.com/2015/04/puramente-infiel.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya solo sin verlo me gusta y te lo agradezco infinitamente pero me voy a ver qué es...
      Un beso.

      Eliminar
  6. No importa nada si tenemos al lado todo cuánto nos falta. Es curiosa la dulzura y la excitación simultáneas que traslucís.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mark. La verdad es que nos conocemos desde hace mucho tiempo y nos entendemos muy bien, nos compenetramos y por eso somos capaces de hablar de lo que sea y de saberlo plasmar en letras...
      Es como una canción que te sabes a medias. Uno tararea y el otro encuentra la letra.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Gondolero inoportuno
    Abrazo

    PD llegue aqui desde el blog de Dulce

    ResponderEliminar
  8. Hola, Lapislazuli. Sí, te tengo vista o visto :-). Gracias por venir. Ven siempre que te apetezca y puedas. Es tu Casa.
    Un Beso.

    ResponderEliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...