Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos

Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, forma parte de ti desde que estás aquí

© ɱağ

Azul deMağdalia Mağade Qamar

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima

23 de septiembre de 2021

Vesania...

Un Jueves, Un Relato
Mentiras

Era por mayo cuando las hojas tibias se tornaban ocres. Era entonces cuando mis pensamientos se arremolinaban tejiéndolos con alambres, intentando cubrir los momentos de soledad. Como un falso plenilunio, mis lágrimas se secaban en la comisura de los labios y se esbozaba una conformada sonrisa de paz mientras mis suspiros colmaban un silencio agrío. Elevaba mi mirada hacia un infinito inexistente, hacia una realidad que era solo mía, desdibujada entre vagos recuerdos o entre aquellos que el paso del tiempo había hecho florecer, vistiéndolos de ignota certeza. Luego llegaba la noche, indómita, inexorable, intransigente, cubriéndome de esa falsa verdad, de esa que se ata con lino blanco y se amarra con cruces de cuero viejo mientras mi mente, sedienta, acaramela sus mentiras para hacerles creer que mi vesania es el presagio de mi fin.
¡Mentira! Yo soy feliz en tanto ellos viven enfundados en cavilaciones e hipótesis de su extraña verdad. 


Este es el aporte (152 palabras) para mi convocatoria de esta semana. La imagen os trasladará a la convocatoria y al listado de participantes si deseáis leer otras historias sobre la mentira.

47 comentarios:

  1. Un giro maravilloso, nos adentras en un tormentoso vivir y luego se esconde la mentira y se disimula las lagrimas. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Esther.
      A veces no es fácil poder meterse en estos vericuetos pero luego escuchar palabras como la tuya, satisface.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  2. Impoluto, mi querida Mag. Dibujas y recreas todas las emociones que inundan en ciertas noche y con ciertos pensamientos. Te felicito, preciosa.

    Mil besitos que te lleguen con todo mi cariño y muy feliz día ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Auro, mil gracias a ti por decir siempre bellas palabras sobre mi trabajo.
      Demasiadas emociones no dejan ver, en ocasiones, el bosque pero sí sabes que hay árboles.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  3. Es como ocurre todo, la mentira se enfrenta a la verdad, y a priori parece que la primera tiene las de perder, pero no siempre la verdad es tal.

    Beso dulce Mi Estimada Magda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Mi Estimado Dulce.
      En este texto hay una dicotomía y cada uno tiene su propia verdad. Solo que unos la asumen y los otros la crean.
      Mil gracias y un beso.

      Eliminar
  4. ¿Quién posee la verdad absoluta?¿Y quién la dice? ¿Quién está más sano o más lúcido dentro de su mundo? Al final, tal vez, esa versania que no tiene que ser hipócrita, ni intentar convencer ni mentir a nadie, sea más verdadera que la verdad que proclaman algunos a los cuatro vientos, como locos predicadores.
    En una palabra podría definir tu aportación:buenísima.
    Una prosa poética llena de bonitas metáforas para llegar a esa mentira que,a veces, es necesaria para que se queden tranquilos en sus trincheras y su enfundada "verdad" patológica que nada a favor de una corriente enajenada.
    Te felicito,Mağ.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, José Luis, en serio.
      Has dado una explicación muy certera de mi texto. Es esa confrontación, eso de lo políticamente correcto. Ella es feliz, que hagan los demás por serlo, ¿no te parece? Ella conoce su verdad. Los demás, como he dicho antes, que la creen para su satisfacción.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Se puede ser feliz de muchas maneras y la vesania como refugio en la soledad puede ser una de ellas, así lo interpreto. Muy lindo tu relato, Mag. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Esther.
      Cada uno hacemos de un huequecito nuestro mundo. Real o no, es nuestro. Cada uno vive su propia locura, su propia verdad, su propia mentira... El secreto está en reconocerla.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  6. Tal vez dentro de su locura, las mentiras eran su refugio o tal vez la furia no la hiciera responsable de sus verdades. Nos has dejado un texto muy enigmático al menos a mi me lo parece.
    La imagen es divina.
    Un besazo grande y un achuchon remolón muakiss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a ti te lo parece, a mi me "parece" perfecto. La locura es un estado relativo en este caso pero ha encontrado en ella, nuestra protagonista, el vínculo a la verdad y, por tanto, a la realidad que no coincide con la de los demás pero porque ni siquiera se molestan en comprenderla.
      Muchísimas gracias, Campi.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  7. Todo es según el color del cristal con el que se mira, y si la realidad se observa atraves del cristal de una fantasía que nos proteja, es más que válido. Muy poético el texto, MAG. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Moni. Blanco o negro o tamizado en grises. Cada uno anda sus propios pasos sobre las lindes de la mentira o de la no mentira. Como la verdad puede ser mentira, esta también es creíble y certera.
      Mil gracias y a cuidarse.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Esa furia devastadora, con qué soltura se puede defender.

    Por la verdadera pasión, las relaciones sanas y amables. Un abrazo, y vamos a por un finde perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así ha sido, Albada, y mil gracias por tus palabras.
      Cada uno es feliz a su manera, ¿por qué negárselo cuando no hace daño a nadie?
      Un beso enorme.

      Eliminar
  9. Más allá del tema, me parece un texto de una riqueza lingüística y una belleza absoluta.
    Querida Mag, te felicito y te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Tracy. Ya sabes que yo escribo un poco raro —es más, a veces no sé qué escribo:-)— pero tus palabras me hacen sentir bien y sonreír, con lo cual mil veces mil gracias de nuevo.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  10. Nunca se sabe cual es la mejor forma de sentirse feliz, a veces el autoengaño funciona. Preciosa prosa amiga. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en ocasiones sí, si sabemos gestionarlo y discernir ciertos tonos, nos puede ayudar aunque, a la larga, creo que nos puede dar de bruces y entonces nos damos cuenta de cuánto peso tenía la venda, pero mientras sea válido y funciones...
      Muchas gracias por tu comentario, Inma.
      Un beso.

      Eliminar
  11. A veces se es feliz viviendo una mentira, ignorando la verdad, sobretodo si esta es dolorosa. Otras, se producen mentiras para generar daño. Has elegido un tema para este jueves que tiene múltiples aristas, gracias por anfitrionarnos. Tu texto me parece melódico y tierno.

    Un beso muy, muy grande.
    Y muy buen fin de semana, para ti otoñal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Myr. No sabía muy bien cómo enfocarlo así que dejé que todo fluyera. No puedo estar más en acuerdo con lo que dices, del mismo modo que con tu relato para este jueves.
      Era un camino infinito este de las mentiras. Puede salir el sol por cualquier parte :-9
      Disfruta de la semana, Myr.
      Muchos besos y un abrazo gordo.

      Eliminar
  12. he aprendido una nueva palabra, 'vesania'.
    a veces podemos engañarnos un poco a nosotros mismos, pero es por salud mental. a veces la verdad de las cosas puede ser demasiado dura para la mente.
    un relato que da que pensar. besos!! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves? Siempre hay algo nuevo en esta trastienda. Yo también las aprendo, no creas. Me gustó pero igual ya no se me ocurre usarla más.
      Sí, la mente tiene su defensa y por eso nos hace alucinar, intuir, discernir... olvidar...
      Agradezco tus palabras, Chema.
      Un beso grandote.

      Eliminar
  13. Estoy teniendo problemas con tu pagina niña, no puedo enviar comentarios :/

    ResponderEliminar
  14. El giro que has dado es muy bueno, amiga, la defensa de la verdad, la tuya
    Me encantó

    Beso

    P.D. No he podido anexarte mi participación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, amiga que yo, paso a buscarte o me avisan. Ya ves que te he puesto en la lista y he ido a visitarte.
      A veces esto de blogger da problemas. A mí me ha pasado para comentar yo misma aquí :-9 o en otros blogs de la misma plataforma. En ocasiones, esto se soluciona cambiando de navegador.
      Mil gracias por tu comentario y disfruta de la semana.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Vivir en ese refugio doliente y erroneo, a veces es una solución para librarnos de la más dura y cruel realidad.

    Un texto buenísimo y esa imagen es una delicia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como ser un pájaro en una jaula de oro, por muy de oro que sea, no deja de ser jaula pero si eso nos ayuda a estar en alerta y vivos...
      Muchísimas gracias por tus amables palabras.
      Creo que no tengo protección sobre las imágenes —seria una tontería siendo que las "Robo"— así que si alguna te hace, no dudes en cogerla.
      Un beso grande.

      Eliminar
  16. somos inexorables jueces de nuestros actos, somos fiscales más que abogados defensores. Nuestra mejor defensa es la convicción que no hay culpa Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muy críticos con nosotros y muy poco conciliadores y compasivos. Así nos va de cara al sufrimiento.
      Creer que no somos culpable no nos impide ser vulnerables, Rodolfo :-9
      Mil gracias por pasarte y te dejo besos :-9

      Eliminar
  17. El mundo en que uno vive solo lo conoce él. La satisfacción y la felicidad son tan subjetivas...
    Besosss Mag

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además, de verdad, pero cuando no se hace daño a nadie... Lo que ocurre que a veces hay grados y grados y estos desbordan.
      Muchísimas gracias por acercarte, Gabi.
      Un beso mil :-9

      Eliminar
  18. Ser feliz dentro de su propia mentira, convirtiéndola en verad. Un relato corto pero lleno de significado.
    ¡Me encantó tu convocatoria, Mag! Mil gracias por anfitrionar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dafne, gracias a ti, de veras. Esto es como los sueños. ¿Podría ser lo que creemos soñar lo que en realidad vivimos y lo que vivimos, un sueño?
      Un beso gordo.
      Sé feliz.

      Eliminar
  19. Ay la mentira. Hay tantas personas que viven en un mundo imaginado para ser feliz.

    Excelente prosa, me ha encantado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entre eso, María, y la tragedia, crueldad y dureza de cierta realidad, no sé decirte yo... Casi prefiero mi locura.
      Gracias por lo que me dices, María.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Uno a veces necesita que le mientan... muchos le cantan a esa verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que otros precisan mentir y otros, creer en la mentira para hacerla verdad o vivir su realidad.
      Gracias por acercarte.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Un relato maravilloso Mag, hay gente que vive en sus mundo, imaginarios, mentiras donde ser felices.

    Un abrazo🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mente tiene grietas inescrutables, como los caminos del Señor :-9 Hay felicidad que, en ocasiones, en envidiable.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  22. Uno es feliz a su manera. y no siempre somos bien entendidos, ni nosotros entendemos a los otros.
    Me ha gustado tu breve texto.
    Un abrazo Mag.

    ResponderEliminar
  23. Gracias, Berta, por pasarte y comentar.
    No somos muy empáticos en muchas ocasiones. A cualquiera se le dice loco.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Todos alguna vez hemos vivido de una realidad temporal, la noche confunde las cosas y el día nos vuelve a traer a la realidad. Cuando pasa el tiempo esa vesania los hace vivir donde desean.
    Un placer leerte siempre
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa vesania no deja de ser una pura realidad que, sí, tal vez, aprendan a corregir. A veces merece la pena un poco de locura en la vida, locura de la buena para darte cuenta de lo importante que es vivir.
      Gracias a ti, Charly.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  25. Un magnífico relato, Mag. Una prosa poetica bonita y unas palabras bellas. Me ha recordado aquel dicho: "nada es verdad ni mentira, todo es del color del cristal con el que se mira". Lo he encontrado precioso.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Blue.
      Llevas razón al recordar ese dicho. No todo es blanco o negro, si no que hay una serie infinita de matices.
      Un beso enorme.

      Eliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...