Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos

Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees

© ɱağ

Azul deMağdalia Mağade Qamar

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima

18 de enero de 2019

Parecen orquídeas pero no sé el nombre. En la terraza de mi madre este verano pasado. | ©ɱağ

Fijo mi mirada en el universo de tus pétalos:
Flor que emerge en cascada erguida teñida de tanta belleza
que se duermen mis párpados sobre cada uno de tus pistilos,
que nacen cual luciérnagas sobre cuentas de rosario de cristal.
Y florecen a su luz estrellas 
sobre bocas de león y las margaritas amarillas.



Estas líneas forman parte de ese pequeño reto que da la oportunidad de conocer otros espacios y que promueve Ester desde su blog "Autodidacta" para esa sintonía de letras e imágenes de todos los viernes.

17 de enero de 2019

Los secretos de la memoria...


Te prometí que volvería, Jordi. Tú te quedaste aquí y me dejaste volar... tan lejos que creí haber perdido el camino. Pero tus huellas son demasiado profundas para no reconocerlas, para que no quede rastro alguno en mí... No me ha importado el caos reinante en la ciudad, el incesante y agotador calor, el ruido de los coches que, como arañas, salen de todas partes... Todo pasó a un segundo plano cuando llegué a las puertas de la Fundación. Me guiaron hasta la gran sala Azul. Se respiraba tu alma en cada uno de aquellos objetos, en cada una de aquellas estanterías donde se almacenaba tanto saber... pero todo se quedaba pequeño ante lo que sentía en ese momento. Me sentí tan pequeña que tuve ganas de llorar pero me contuve a duras penas. Escuché atentamente todo cuanto el señor Faruq  me dijo pero, te aseguro que no pude prestar toda la atención que era precisa. Mi mente estaba volando demasiado lejos, perdida entre las arenas del desierto, entre sus tormentas, entre las pinceladas cautas y esos nervios que como mariposas hambrientas bailaban en el estómago. Me inundó la nostalgia pero, también, la felicidad.
Antes de abrir la caja, respiré hondo y pedí quedarme a solas: a solas contigo y nuestra pasión. Tus lápices, tus gafas de no ver, tus navajas, tu vieja Werlisa  que tan buenos  momentos recogió..., tus libretas tan bien cuidada, tus dibujos... Tus secretos. Y entre ellos, los míos. Ese amor desmedido que nos hizo cruzar el mundo de punta a punta y dejarnos media vida en sus caminos, hundirnos en las entrañas de la tierra y elevarnos sobre la satisfacción de desenvolver sus ecos.
En mis manos queda parte de tu alma, Jordi. Me nombras heredera de tu presencia y de tu ausencia. A pesar de ello, volaré contigo hasta el infinito de mis días.

Hilda Petrie, arqueóloga.

Este texto corresponde a la convocatoria de esta semana promovida por Moni desde su blog "Neogeminis", donde una imagen debe dar origen a una historia.

11 de enero de 2019


Pantano de Arguís | Huesca | Foto ©ɱağ 

Verdes son tus senos.
Cristal, tus lágrimas.
Reflejos de aguamarina la calma de tus nieves,
el aliento de tus cumbres, que en sereno reposo, 
sueña el Norte de tus Vientos.


Pantano de Arguís | Huesca | Foto ©ɱağ 



Estas líneas forman parte de ese pequeño reto que da la oportunidad de conocer otros espacios y que promueve Ester desde su blog "Autodidacta" para esa sintonía de letras e imágenes de todos los viernes.