.

LaTrastienda del

Pecado

Aquí, donde cierro mis ojos para abrir mi alma…

Infinitas palabras… Infinitos sentimientos.

Mías son las letras, mías las palabras, mías las frases, míos los sentimientos que plasmo, salvo apunte en contrario.

Mag©

2014-2016

25 de septiembre de 2016

Algo...

... frío empapa mis manos y enturbia mis ganas de dormir... mientras la noche emerge y todo se llena de sombras. El silencio se alborota y mis oídos gimen secretos del viento. Chirrían mis párpados en esta penumbra de soles pospuestos y ese algo me dice que todo llega...

Cada latido de mi corazón es un pulso al tiempo, algo relativo entre el ayer y el mañana, mas no queda más que hoy, este instante... Contengo la respiración que me molesta. Algo altera la calma de esta habitación... Se abre la puerta lentamente, como no queriendo hacer ruido, y las cortinas se mueven en ese alarido callado de la corriente. Mi cuerpo reacciona permaneciendo quieto, rígido...

Algo..., algo está ahí... Me encomiendo a todos los santos. Rezo todas las oraciones: Medio Padre Nuestro y medio Ave María... y que Dios me coja confesada...
Ese algo no se oye... pero lo presiento... Hasta puedo olerlo... Está aquí mismo...
No puedo relajarme. Imposible.

Mi pecho es un máquina de tren a todo vapor. Cada palpito es como una bomba en caída libre y, de un solo golpe, seco, preciso..., mi pecho se ve atravesado por cuchillos finos que arrugan la sábana que como un sudario me cubre...
Un largo segundo y no me siento. No vivo. No pienso. No padezco... Soy una roca, inerte...
Y gritó:

¡¡¡Algo!!!



P... gato del vecino... Pero, ¿por dónde entra? Otra noche más y no sé si la supero... Hay amores que matan... y el suyo por mí es ya obsesivo...

***   ***   ***   ***   ***   ***
Esta semana, Sindel, desde su blog"Palabras de Sindel
nos invita a Algo
39 de 52



23 de septiembre de 2016

Silente...

Observo silente el mudo movimiento de las sombras 
como en un sueño de esos libidinosos 
en los que tu boca me prende y tus ojos se hacen cortina ante los míos. 

Quiero enterrar el sonido de tu memoria 
picoteando como ave rapaz las semillas de mi olvido; 
percibir lejos los chirridos de los grillos de mi pecho 
cuando tus susurros se visten de luz de tenue luna 
al amparo de las sombras nocturnas 
bajo el auspicio de deseos nacientes. 

Silente, sí, así descanso por fin 
en el aura perenne de este sueño desvelado 
entre tu carne y mi alma, 
entre tu ánima y mi piel caliente, 
o entre los silencios tatuados de pasiones toleradas. 

©ɱağa 23/9/16

21 de septiembre de 2016

Tempestad...


Y debajo de las telas se desviste la piel:
La mia, canal recto que dibuja al final la sonrisa entrecruzada de la vertical.
Lado oscuro, lado entre sombras
como isla recóndita atajada a fuerza de mano;
de placeres escondidos, de placeres renovados...

La tuya, furia enaltecida de mil demonios que enervan los cielos.

Beso nocturno que sucumbe las vergüenzas
y ensalza el deseo más oculto,
acelera las pulsaciones y eleva los sudores
donde los labios se cierran
y el cenit se abre,
donde la calima se vuelve tormenta de arena
y el mar se enfurece,
donde las olas con las rocas se encuentran,
se enamoran y pelean…

Y llueve: Lluvia clara en noche fosca;
vaivenes arremetidos a golpe de coxales,
a alientos de compás perdido en hebras de saliva
que unen las bocas pronunciando las estrellas 
en medio de esta tempestad de dos cuerpos enredados.

Y la calma llega con las manos prestas,
asidas a los bulbos de mi espalda
mientras el marinero se vuelve maestro y capitán,
alabando entre dientes el albor de la luna,
jaqueando la tempestad,
horadando con mil rayos cual Enlil abriendo las compuertas del cielo
inundado arrecifes de coral...

19/11/2015
Este jueves, Inma, desde su molí nos invita a vivir una tempestad.

Más momentos tempestuosos en su Molí del Cayer.

En espera...

En espera...

Álbum de Imágenes

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...

Corazón de los deseos...

Corazón de los deseos...

Nos sentaremos a disfrutar de un rato de charla y un buen té con menta.

Nos sentaremos a disfrutar de un rato de charla y un buen té con menta.

Premio EL Tacto del Pecado. De mí para ell@s.

Premio EL Tacto del Pecado. De mí para ell@s.
(Enlaces en el interior)