Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

7 de septiembre de 2015

Almas del desierto...

Extiendo mi mano  hacia tu pecho, donde late tu corazón, con toda la dulzura del mundo, con toda la mansedumbre necesaria para tocar algo que se puede herir…, con el tiempo a favor, para saber que eres cierto… Te acaricio y te mueves. Comienzas a hundir tus huellas en la arena, a mi alrededor, observándome, trazando esa línea imaginaria que sé que se va a romper cuando tus manos marquen mi cintura, cuando tu pecho se pegue a mi espalda, cuando apartes mi pelo y tu aliento fustigue mi nuca…

Y me susurras “mujer del desierto” mientras tus labios rozan mi lóbulo, mientras tus manos se anclan ahí donde relinchan mis caballos, y deseo que los domes, uno a uno, agarrado a sus crines, silbando al viento que se detiene por momentos… Y la luna nos sigue iluminando, celosa, temerosa de su puesta… Y me giras, y mis caballos conmigo. Y me miras a los ojos de nuevo y en ellos me reflejo, noche oscura, noche diamante… Y me dominas en silencio, con el solo tacto de tu piel, con la brisa de tus besos, con el bálsamo de tu saliva impregnada en nuestros sueños…

Y soy yo, hechicera de los tuyos, leyenda de tu alma…
Y eres Tú, domador de mis corceles, de mi alma… la que cabalga, la que trota… la que danza… alrededor del fuego, en torno a ti...
Misterio, secreto… Sacramento.

8 comentarios:

  1. Mujer atrapante del desierto, mujer profunda, mujer sensual, mujer diamante en la noche, hechicera de su alma, la que cabalga y trota sin fin...

    Un besazo enorme, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta mi origen o, mejor dicho, el origen más real de mi alma. Y ahí, en ese ambiente, crecen mis más fuertes pasiones...

      Un beso enorme.

      Eliminar
  2. "Mujer del desierto", que tanto expresa esa frase en su voz...
    Eriza la piel, desequilibra los sentidos....
    Alma de su alma...

    Besos, mi Azul Misterio... Mi Azul Secreto... Mi Azul Sacramento... jeje ;)
    Cariños muchos... :***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan dulce y cariñosa conmigo :-)
      Sí, Mujer del Desierto... Esa soy yo.

      Gracias por verme así de Azul.
      Besos enormes. Perdona la tardanza en responder.

      Eliminar
  3. El desierto como escenario de ese dominio y de esa pasión entregada. Los deseos desatados de dos almas toman forma en la piel, grabándose en la carne. Bellísimo, Mag, como siempre encantada de leerte.

    Mil besiotos, preciosa y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El desierto es un escenario muy,muy especial donde esas dos almas, que se pertenecen y coexisten, se viven en total entrega e intensidad.
      Gracias por tus palabras.

      Besos grandes y una sonrisa.

      Eliminar
  4. El calor desértico da pie a las pasiones del alma.

    Beso dulce.

    ResponderEliminar
  5. Magistral! Un candente texto, tus palabras llevan la fuerza de un remolino desértico.
    Beso

    ResponderEliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...