Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

3 de septiembre de 2015

La Venganza del Amor...

Gabardiella se llama ella. 
Gratal, él.

Y su amor nació cuando la tierra todavía se elevaba y la magia de los dioses formaban las cumbres y los riscos, las planicies, los verdes valles y las nieves... Y, entre esas montañas, mientras Gratal dejaba sus huellas al caer del sol, sus "ojos" se abrieron al verla a ella. La mortal más hermosa que aquéllos habían visto. Y en ese mismo momento, supo que la amaría para siempre. Deseábase su amor y digno de él hacerse. Y ella, así lo vio. No le fue fácil al zagal pues Gabardiella presta estaba pero mal vistos eran estos amoríos por el ignorante Gabardón, padre de la mozuela, pues Gratal, a parte de ser un manguán de poco porvenir, representaba la vejez y la muerte pues  con creces los años de la joven pasaba, y mas nada en común tenían que el hermoso macizo en el que vivían.

Continuas eran las disputas entre padre e hija por cuestiones éstas mientras los amantes vivían su historia hasta que un día, a la amanecida, el intolerante Gabardón, en busca de su amigo Guara fue, arrogante poco pocos y gigante como un mallo. Y, entre ambos, el modo de truncar aquel enamoramiento arguciaron, sin importarles el sentimiento que entre los amantes existía, tan fuerte como las rocas, tan limpio como el cielo de noches estrelladas y tan intenso como el sol.

De este modo,  la artimaña se planeó, y bajo órdenes de Gabardón, Guara  su cayado tomó y, con la fuerza de un dios, de golpe seco,  el macizo montañoso partió de modo que los dos amantes para siempre separados quedaran. Y en aquella brecha, de las lágrimas derramadas de la triste Gabardiella, las aguas del río Flumen nacieron y corren hoy a la foz del Salto de Roldan, convirtiéndose ella en tozal para la eternidad.

Pero antes de que los dioses en monte solitario lo erigieran, Gratal, vencido de dolor, venganza clamó en nombre de ese amor y, ganado ya el ocaso de ese mismo día, mientras Guara, el gigante, plácidamente dormía,  su propio picacho en el corazón no dudó clavarle y de él empezaron a desprenderse trozos de piedra, por la frialdad de ese corazón, que cayeron por la ladera del pico, formando Las Pedreras.
Y así, en esa postura,  petrificado permanecerá para siempre el gigante Guara. 
Ahí, tumbado, mirando al cielo, visto puede ser.

Si os fijáis bien, dado que la calidad de la imagen no es buena, veréis en la sombra del ocaso, la figura yaciente y petrificada de Guara.  Se distingue claramente, entrando en la ciudad por el este y por el oeste. De izquierda a derecha. la cabeza, donde se ve la nariz y la forma de la boca abierta. Se le denomina Fraginete. Le sigue el pecho, llamado Pico de Guara, con los brazos y las manos descansando en el regazo, el faldón de la casaca, ligeramente levantado, y las piernas, conocida esa parte como el Cabezón de Guara, curiosamente.
Sierra de Guara. Huesca. España.




***  ***  ***  ***  ***  ***   ***  ***  ***  ***  ***   ***

El texto de este jueves nos lleva a un tiempo de mitos y leyendas de la tierra, en este caso es una de la mía. Parte de esta sierra, aunque por el lado del este, es la que yo veo desde mi casa.
Viene a colación del reto marcado por H. (Perla Gris), Haydée, para mí siempre, en su blog, "et lux in tenebris lucet" al que animo a visitar como hago siempre con l@s anfitriones y l@s participantes. 





15 comentarios:

  1. Logro ver la imagen perfectamente, Magda...
    Ya luego fue que leí ese pequeño párrafo donde lo describes...
    Que historias tan fascinantes he leído hoy....
    Ha sido un gusto conocer tantas y diferentes leyendas, algunas similares a las que encuentro en mi país... Otras totalmente distintas, pero igual de mágicas...

    Un besazo enorme, mi Azul....
    Cariños sinceros, y eternos...

    ResponderEliminar
  2. Como siempre una historia muy bien escrita. Te felicito.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es una historia melancólica donde fluye el dolor por un amor imposible. Me ha fascinado, Mag y la imagen se visualiza perfectamente. Muy bella tu tierra.

    Mil besitos, preciosa y feliz viernes.

    ResponderEliminar
  4. El amor suele ser motivo de muchas de estas leyendas. Interesante historia además la de la fotografía.

    Besos dulces y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta que el pecado, y supongo que te referís a ese pecado que es virtud, tenga una trastienda.
    Que crueldad separar un amor por el prejuicio, que obtusos son los que ponen obstaculos en las vidas ajenas, en lugar de buscar la propia felicidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado tu historia y el comentario de Demiurgo
    Triste cuando el amor es separado
    un beso Puramente Infiel, te cuidas

    ResponderEliminar
  7. Sabes que las historias y leyendas de tu tierra me fascinan; y llegará el día que ésta, como tantas otras, me las contarás mientras recorremos esos lugares maravillosos.

    Besos enormes y el resto lo sabe(mo)s.

    ResponderEliminar
  8. Una leyenda fascinante, al igual que la imagen, en la cual puedo apreciar sin esfuerzo la forma de Guara.
    En este país tenemos mitos y cuentos que son geniales, muchos de ellos de amor, como este. Gracias por participar en este jueves especial en honor a P.
    Un saludo...

    ResponderEliminar
  9. Que impresionante leyenda, llena de amor, crueldad y dolor. Y así es el ser humano, no sabe escuchar, todo lo traduce en base a sus prejuicios.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Preciosa leyenda que me ha cautivado. Como he comentado a otros compañeros, los amores imposibles están en el origen de bellísimas leyendas como esta que hoy nos acercas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. No la conocía, que tristeza da. Qué padre tan malo para su hija.

    Me gustan las formas caprichosas de la naturaleza y la explicación que se le da con leyendas :)

    Muchos besos, es preciosa.

    ResponderEliminar
  12. Una leyenda inspirada por la silueta de una montaña. ¡Me encanta!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Buenísima. Me ha encantado la leyenda. Creo recordar que en alguna otra convocatoria también hablabas de otro lugar parecido, ¿verdad? Debe ser mágico.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Anda, si al final resulta que me hablas de una tierra que conozco y llevo en el corazón, el alto Aragón. Me gustó conocer la leyenda.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Saludos a todos y a todas. Lamento no haber respondido a tiempo pues me quedé sin ordenador y me era imposible acceder de otro modo. Intentaré ponerme al día con todas vuestras entradas. Me va a llevar un poco de tiempo pero llegaré :-)
    Mil gracias de nuevo.
    Besos para tod@s. Sois muy amables.

    ResponderEliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...