Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

15 de octubre de 2015

Un por qué sin porque...

Cada mañana durante las últimas semanas abandonaba la protección de aquellas cuatro paredes y me adentraba en el bosque. Me inquietaba el crujir de las hojas bajo mis pies y, a esas alturas del otoño, la niebla vestía el horizonte.
Cruzaba la pasarela de madera por la que llegaba hasta el centro del lago donde estaba el invernadero abandonado. Lo había adecentado y había establecido allí mi refugio.

Llovía pero me dio igual. Necesitaba refugiarme. Estaba a punto de tomar la pasarela cuando creí ver a alguien en el interior… Me asusté. Nunca había visto a nadie ahí… Me aseguré.
Crucé la pasarela y me detuve unos metros antes de llegar a la puerta. 


Él abrió.
Era alto, con unos preciosos ojos y una sonrisa en la que mi mirada se quedó clavada. Me transmitió confianza.

- Pasa… Hace frío… He hecho té…

Acepté. En el brasero ardían unos pequeños leños y el lugar estaba caldeado. El candil encendido y sobre aquella silla estaba mi cuaderno de notas. Me sobrecogí pues en él guardaba secretos que nadie sabía. Olvidé esconderlo. Me sentí azorada y no articulé palabra alguna. Observé los movimientos del caballero. Me alcanzó una taza de té. Agradecí el calor.

Un rayo… Un trueno nos estremeció a ambos. Me alejó de los cristales y nos situamos cerca del fuego.

Sé por qué el cielo es azul, y así  se ve el agua del río y la del mar puede ser  verde. Sé por qué solo veo un lado de la luna o porque el sol es una pequeña estrella. Sé por qué se producen los eclipses o por qué las estrellas brillan.
Sé por qué las nubes son de lluvia o de calor y por qué dos y dos son cuatro; por qué la sangre es roja y por qué la niebla parece humo.
Sé por qué la luna influye en las mareas.

Pero hay preguntas sin respuestas: ¿Por qué le intuyo sin verle? ¿Por qué le siento? ¿Por qué dos almas se buscan, se encuentran, se reconocen y vuelven a vivir su historia y se añoran? ¿Por qué se separan temporalmente y todo vuelve a empezar en otros tiempos, en otras vidas? ¿Por qué dos personas se aman?
¿Por qué? 

- No sabes mi nombre pero sabes quién soy. Me has visto en tus sueños miles de veces. Me has intuido… No soy un desconocido… No sé dar respuesta a tus preguntas, pero aquí estoy.

Supe que lo había leído... Y tengo una respuesta...
Este jueves os muestro este relato pertenece a la convocatoria realizada por el blog de San“ Y nacimos casualmente”, en el que nos invita a hacernos preguntas… ¿Sin respuesta? ¿Que nos satisfagan la curiosidad? ¿Que no?
Ahí podéis ver al resto de participantes.

42 comentarios:

  1. Qué bonito tu relato juevero, Mag, he ido imaginando la escena, he escuchado con tus palabras el crujir de las hojas, he visto el bosque, la niebla adentrándose en el horizonte, te he visto cruzar por la pasar ela de madera, he visto la lluvia que te mojaba, y ese trueno que a ambos os estremeció, y también el fuego...

    Mejor saborear de lo que se conoce, disfrutar de todas esas pequeñas cosas, tan grandes y divinas, y dejar de preguntarse, no importa conocer el por qué, lo importante es la respuesta que está en ... TU INTERIOR.

    Un aplauso bien fuerte por este precioso relato ¡¡¡¡¡¡¡plaf plaf plaf!!!!

    Y un beso bien grande, Mag.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ocasiones, tienes tantas cosas dentro, tantas emociones y sentimientos que se vuelven preguntas... y entre sus interrogantes hay un disfrute, una vida o media... Y, a veces, hay una respuesta... la que te alcanza.

      Me alegra tanto que te haya gustado esta historia entre fantástica y real...

      Un besazo enorme.

      Eliminar
  2. Es que hay respuestas que tan solo se sienten y no llevan palabras.

    Beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas son las mejores porque son las que se disfrutan de verdad y, además, son las que más satisfacen.

      Un beso.

      Eliminar
  3. Un porque que es difícil de responder pero que aún así siempre vuelve a nuestros labios...
    ¿Porque aún en la distancia te siento tan cerca?
    Precioso texto Mag, y me quedo con ese ¿Porque?
    Beso enorme guapa, nunca dejas de sorprenderme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gata. Bienvenida de nuevo por aquí.
      Sí, es cierto, ¿por qué? Porque sí. Y ya está.
      Es y está.

      Un beso enorme y mil gracias.

      Eliminar
  4. Almas que se reencuentran en otro lugar, en otro tiempo. Y a quien lo vive solo le quedan preguntas sin respuesta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pikxi. En realidad, creo que quien no lo vive es quien tiene tantas preguntas sin resolver. Pero cuando tienes estas preguntas es porque algo se está o se va a experimentar. Cuando esas dos almas se encuentran, se disipan todas las preguntas.

      Creo que me he ido del tema :-)

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  5. Cuando dos almas se encuentran y aun no encontrandose se sienten
    se intuyen, más allá de todo ... no hacen falta respuestas .

    Feliz fin de semana, besos dulces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Slave. La respuesta es ese encuentro.

      Un beso enorme. Nos vemos.

      Eliminar
  6. Es mejor dejarse llevar por el momento y dejar las preguntas a un lado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy toda la razón. Total, para qué...
      Un beso.

      Eliminar
  7. Dicen que cuando las preguntas no tienen respuesta en palabras es el sentimiento el que habla. Qué bonito, Mag!! Un relato bellísimo, reflexivo y argumentando. Felicidades.

    Mil besitos y feliz jueves, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que soy de mucho sentimiento y mis respuestas y mis preguntas se visten de él. Cuando no encuentro respuestas en la lógica, las hallo en mi lado místico.

      Gracias, guapa. Un millón de besos.
      Disfruta.

      Eliminar
  8. Un relato atrayente e inquietante. Me gusta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cris. Me alegro mucho.
      Ya he ido a leerte y puedo decir que he disfrutado mucho al hacerlo.

      Un beso.

      Eliminar
  9. ¿Vidas pasadas, una conexión psiquica? Los personajes no lo saben y la vez parecen saberlo.
    Tuviste una lectora de lujo, que buen comentario el de María Perlada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Demi. Soy muy de estas cosillas. Ya me irás conociendo :-)
      Y sí, Marieta es muy grande escribiendo. Sus comentarios son auténticos temas.

      Un beso bien grande.
      Nos vemos.

      Eliminar
  10. Muchas preguntas a las que responder, pero como bien dice tu texto no es facil hacerlo solo con palabras.
    Has creado muy bien esa atmosfera de misterio.
    Un beso y muchas gracias por participar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, San, a ti por la idea.
      Hay preguntas que no tiene sentido hacerse. Solo hay que dejarlas desarrollar.

      Un beso enorme. Te veo en breve.

      Eliminar
  11. Que bella historia....me hace divagar en mundos paralelos que conozco muy bien..ahi donde el caballero del ocaso siempre me espera para contarme sus historias y sin preguntar nada continua conmigo a mi lado...besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra mucho que lo percibas así! Dice mucho de ti.
      Un caballero del ocaso... ¿puede haber mejor caballero que ese?
      Espero que ese caballero del ocaso siga siempre en tus amaneceres, sin preguntas y con mil historias que contarte.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  12. Una bonita historia. Dos mundos donde las preguntas y las respuestas están de la mano. El misterio se deja ver en tu relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Carmen.
      Me gustan esos momentos de cierto misterio, cierto misticismo, si me apuras...

      Un beso enorme.

      Eliminar
  13. No son necesarias las respuestas en ciertas ocasiones, porque todo está ya dicho, todo se sabe, se siente... y se tiene en el alma.

    Besotes hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así es, Alma. En realidad, a veces te haces preguntas, o se las haces, o "nos" las hacemos... cuando tenemos tan seguras las respuestas que solo esperas compartirlas también.

      Un beso enorme y un abrazo gordo.

      Eliminar
  14. Misterio y misticismo = tranquilidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso es algo que me gusta transmitir. Un poco de mi calmada esencia.
      Besos enormes.

      Eliminar
  15. A veces somos celosos custodios de nuestros relatos, especialmente de aquellos que expresan sentimientos y probablemente es un error. Es bueno que nos lean, si no todos, al menos que los lea la persona adecuada, como entiendo ocurrió en tu relato.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que escribir lo que sale de nosotros, incluso en esos temas que no son muy de nuestro agrado o nos requiere más esfuerzo,hemos de llevarlo a nuestro terreno.

      Yo siempre muestro alguna parte de mí, cuando no es toda.

      Un beso enorme y gracias por tu visita. Te veo en breve.

      Eliminar
  16. Un aire místico y misterioso invade desde tus palabras... Las preguntas vienen solas, y las respuestas nacen sin ser dichas. Muchas cosas, simplemente las sabemos, por intuición, por curiosidad e indagación o por algo que no siempre sabemos explicar. Tu relato envuelve.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaby, hola. Muchas gracias por la visita y pro esas palabras. Es como si supieras de que hablo.
      Yo, como muchas personas, sabemos por intuición, como si algo nos fuera dicho desde alguna parte...

      Un beso enorme. Hasta otro ratito.

      Eliminar
  17. Me ha gustado mucho tu relato, Mag. A veces es mejor no buscan respuestas a preguntas, el tiempo simplemente nos lo aclara todo.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Erikaaaaaaaaaa! Madre mía, cuánto tiempo, y que alegría verte por esta casa, que es tuya, ya lo sabes.
      Las respuestas están muchas veces en nosotros mismos por x circunstancias... y cuando surge la pregunta, sabemos extraer las respuestas.

      Tengo pendiente visitar tu casa.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  18. Que hermoso, místico y encantador relato. Ambas almas se intuyen mutuamente, y cuando aparecen en nuestras vidas es por un motivo un porque. Me fascino tu escritura.
    beso

    ResponderEliminar
  19. Hola, Yessy...
    A mí el misticismo, la magia, ese halo de no sé qué... que es muy mío... siempre sale a la luz...
    Y cierto cuanto dices...
    Mil gracias por pasarte, por venir y por todo cuanto me dices sobre el escrito.

    Un beso y te veo, si no antes, el jueves.

    ResponderEliminar
  20. Es muy bello lo que has escrito, y me encantaría que fuera como dices, que los grandes amores se reencontraran, se buscaran... se reconocieran...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, yo lo creo. Yo creo que en ocasiones así es... Tal vez, estamos tan cargados de carne, de piel que nos olvidamos de dejar libre el alma... y no le damos la libertad que necesita para encontrarse con su otra parte.

      Un beso enorme.
      Mil gracias por la visita.

      Eliminar
  21. Este relato tiene tu sello dulce, misterioso, real mas que en las fantasía del que se ve obligado a permanecer en el suelo. Alas son las preguntas..volemos pues.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, Rosa, de volar, de dejarse de los pesos que nos retienen y dejar que la mente se deje ir... que, en ocasiones, tenemos respuestas tan evidentes que no vemos.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  22. Tenemos muchas certezas, es cierto, certezas en todas aquellas cosas palpables, medibles, cuantificables, científicamente demostrables. Sin embargo, cuando entramos en el terreno de las emociones, de los afectos, de los sentimientos, las certezas son escasas y con una base resbaladiza que puede dar al traste con ellas al menor contratiempo. En asuntos del corazón muchas de nuestras preguntas tienen difícil respuesta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuando no hallamos respuesta decimos que es casualidad... Pero las casualidades no existen. Son evidencias salvo que nuestra mente no las comprende. No está preparada para ello.
      En cambio, si nos liberamos de eso, si buscamos en la forma más esencial de cada un@ de nosotr@s seguro que hay una respuesta para cada pregunta, o más respuestas de las esperadas.
      Me gusta tu comentario.

      Un abrazo y un beso.

      Eliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...