Mis letras, mis palabras, mis frases, mis sentimientos…Todo cuanto plasmo, aún sin dejar de ser de mí, de mi marca, te pertenecen en pensamiento desde este instante en que tú me lees…

© ɱağ

Desde 2014

Y cierro los ojos para abrir mi ánima…

1 de octubre de 2016

Brillo ébano bajo los párpados de tus ojos 
y níveo el Viento que aclama la luz de los que aúllan estigmas hieráticos, 
de aquellos que oran orgías de Verbos en la ignota noche de los tiempos 
proclamando la sangre de tu pecho. 

Y no te llamen Muerte 
cuando el último suspiro dibuje tu nombre en su boca, 
ni te hipen Noche 
cuando los cristales dolientes de sus lágrimas 
vean la mácula que como hiedra se abre sobre tu piel; 
ni te llamen Dios 
al ver las hebras de fuego de tus cabellos ondeando enmudecidas 
ante sus lamentos cuando el humo negro, irremediablemente, se los lleve
aunque revelen crucifijos y exuden agua bendita.


6 comentarios:

  1. Introduces la oración clamorosa, investidura hacia un ser o alma, y la haces a simple vista un salmo digno de entonar.
    Magníficamente suprema esta oratoria, querida Mag.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Tus obras son verdaderas odas, en las que poco más se puede añadir… Tan sólo posar la rodilla en el suelo, elogiar tu maestría en tan bendita oración, y decirte “Amén”

    Precioso, mi querida, Mag…

    Bsoss enormes, y muy feliz finde ♥

    ResponderEliminar
  3. Profunda y dice más de lo que parece, orar exibir ostentos y proclamar para luego na perdonar ni saber amar? ni el agua bendita cumple ese milagro.
    Me ha encantado, muy bella imagen.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. Enigmática proclama que define un ser que casi desafía todo lo visto.

    Beso dulce Magda.

    ResponderEliminar
  5. Casi dormida pero paso a desearte un buen fin de semana y felicitarte por tu entrada. Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Enigmáticos, inspirados versos, que parecen mencionar a la personificación de algo inevitable.
    Besos de alguien que trata de descifrar un enigma.

    ResponderEliminar

Sueña porque soñar es vivir y vivir es sentir...

Si deseas seguirme por correo.

Acólitos...